Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez

UGT amenaza al Gobierno con movilizaciones por la subida del SMI

Pepe Álvarez rechaza una revalorización del 0,9% del salario mínimo y descarta el aplazamiento de la negociación hasta la primavera, como reclama un sector del Ejecutivo

6 min

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha criticado este viernes que las negociaciones para la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) se encuentren encalladas y ha avisado de que no firmarán un incremento de nueve euros (0,9%). En caso de que el Gobierno postergue a la primavera la aprobación, ha avisado de que los sindicatos emprenderán movilizaciones. Además, se espera que en los próximos días quede cerrada la prórroga de los ERTE y la ley de los riders.

En un encuentro para detallar la hoja de ruta sindical en el nuevo año, Álvarez ha sostenido que “si la pandemia lo permite” se reclamará el incremento del SMI “en la calle” si finalmente el Gobierno rechaza aplicar una nueva subida durante este mes. “Portugal lo ha subido un 4,7% y Alemania el 2,7%. La opción del 0,9% no existe, no vamos a acordar ese salario mínimo. Podemos subirlo ahora manteniendo la paz social o ya lo haremos”, ha dicho, dejando entrever la preparación de movilizaciones.

"La hostelería y la restauración no sufrirán la subida"

Con todo, el líder sindical se ha mostrado “sorprendido muy desagradablemente” sobre el debate generado en torno a una nueva subida del salario y ha pedido al Gobierno “que haga pedagogía”: “A quien afectará será a los trabajadores de la agricultura, que van a tener récord de rendimiento, a algunos servicios de las administraciones públicas y a las mujeres que trabajan en residencias de ancianos o en servicios de ayuda a dependientes”.

“En ningún caso el sector de la hostelería y la restauración va a sufrir con la subida del SMI porque ya lo tienen regulado en su convenio. Sí se beneficiarán las camareras de piso de los hoteles que trabajan para empresas externas de servicios integrales”, ha detallado Álvarez.

Nueva prórroga de los ERTE

Otro de los puntos que seguirán marcando la negociación entre los agentes sociales durante este 2021 será la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). De hecho, ha sido este viernes cuando sindicatos, Gobierno y patronal se han vuelto a reunir para alargar su vencimiento, que expira el próximo 31 de enero. “Vamos a plantear un proceso rápido y si puede ser hoy levantémonos con un acuerdo. No hubiéramos querido llegar a enero con este tema, se tendría que haber solventado en septiembre porque los ERTE deben durar lo que dure la pandemia”.

“Pedimos al Gobierno que no saque ningún conejo de la chistera y prorrogue los ERTE en las condiciones actuales, y a la CEOE que sea una patronal europea y se mueva en la línea de sus colegas alemanes e italianos”, ha espetado Álvarez, que afronta sus últimos meses de mandato al frente de UGT. Será entre el 18 y el 21 de mayo cuando el sindicato celebre un congreso confederal para elegir nueva dirección, mientras que el actual secretario general no ha desvelado si se presentará a la reelección.

Consenso para la ley de los 'riders'

Otra de las cuestiones que UGT ha puesto sobre la mesa es un acuerdo final para aprobar la ley de los riders, que el sindicato considera que “no puede esperar más tiempo”, pese a la complejidad de regular el conjunto de plataformas digitales. Así, se espera que este mes se alcance un consenso general para regular la situación de los repartidores que ahora operan como autónomos, mientras que los próximos pasos se centrarán en la creación de un registro para este tipo de empresas.

Por último, en cuanto a la negociación sobre las pensiones, Álvarez ha criticado la comunicación por parte del Gobierno, al que acusa de llevar debates a los medios "que no están en las mesas de negociación". Según el líder de UGT, el Ejecutivo no ha presentado a la mesa de diálogo social ninguna propuesta para ampliar el cálculo de cotización de los 25 a los 35 últimos años, en línea con lo planteado con el ministro Escrivá. "Si es un globo sonda aprovecho para decir que no la vamos a asumir porque va a tener una incidencia más alta en aquellas carreras con más altibajos".