Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El paseo de Gracia de Barcelona, vacío durante el confinamiento que impuso estado de alarma / EP

Uber vuelve el martes a Barcelona con pugna legal

La compañía cuenta con 350 taxistas asociados y se acoge a una normativa de 2016, pero el AMB insiste en que su aplicativo "no está autorizado"

4 min

Uber vuelve a Barcelona el martes, 16 de marzo. La tecnológica retomará operaciones en la Ciudad Condal dos años después de decir adiós por las restricciones que aprobó el Govern contra los vehículos de alquiler con conductor (VTC), los que utilizaba la compañía. La vuelta de la aplicación global de transporte más conocida a la Ciudad Condal no está exenta de polémica: la firma se acoge a una normativa [consultar aquí] para intermediar en el servicio de taxi, aunque el AMB, competente en el taxi, asegura que su sistema "no está autorizado". 

Lo ha avanzado La Vanguardia citando a Juan Galiardo, director de Uber en España. Según el máximo ejecutivo de la tecnológica, Uber regresa a Barcelona con 350 taxistas dispuestos a trabajar con su aplicación. Pretende la compañía hacer uso de una de las tarifas reguladas fijadas por el Instituto Metropolitano del Taxi (Imet) para retomar operaciones en la segunda mayor ciudad española. Cuenta con armazón legal: el decreto 314/2016 de la Generalitat de Cataluña, que le permite intermediar en el servicio de taxi con una notificación previa de inicio del servicio

Una tarifa fijada por el propio Imet

Galiardo ha hecho hincapié en que de aquí al próximo martes, Uber confía en superar los escollos administrativos para poder trabajar en Barcelona. Se acogerá la compañía a su derecho a intermediar en el taxi con una notificación previa de inicio del servicio y acogiéndose a la tarifa 3 del Imet [consultar aquí], reservada a la contratación por aplicación. Acabaría con ello una anomalía en Europa, al ser la capital catalana de las pocas urbes en las que esta app no está activa. 

Ello genera debate. Hoy mismo, una portavoz del Imet reiteraba a Crónica Global lo anunciado hace unas semanas, cuando confirmó que no autorizará el servicio de Uber en Barcelona porque su "programario incumple los criterios fijados". A este respecto, el organismo, dependiente del AMB, hace hincapié en que ha autorizado otras 16 aplicaciones de transporte como FreeNow, NTaxi o Taxi Ecològic. Pero Uber no, pues su sistema "no se adapta a sus criterios técnicos". 

Élite: "Han fracasado"

Tras la portavoz del Imet, Alberto Tito Álvarez, líder de Élite Taxi, principal sindicato del sector, ha enfatizado en conversación con este medio que "Uber quiere volver incumpliendo las normas, y ello es imposible". El activista ha recordado además que la compañía "había prometido operar con miles de taxistas asociados, y no los ha encontrado". 

Sea cual fuere el punto de debate, el regreso de Uber a Barcelona supone una noticia de primer nivel en el ecosistema tecnológico de la capital catalana. Tiene no obstante una derivada, pues podría azuzar una nueva guerra del taxi en la Ciudad Condal. Cabe recordar que los conductores de autotaxi protagonizaron dos huelgas en pocos meses en 2018 y 2019 hasta que las administraciones aprobaron normativas más duras contras las VTC que provocaron, entre otros, el adiós de Uber de la Ciudad Condal