Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hombre sale de la sede de Uber / EFE

Uber deja Barcelona y se lleva la sede a Madrid

Otra empresa abandona la capital catalana rumbo a la Villa y Corte

2 min

La compañía Uber Systems Spain acaba de trasladar su sede social española desde Barcelona hasta Madrid. En concreto, el anterior cuartel general se encontraba en Diagonal 640, justo delante del centro comercial l’Illa y junto a la calle del Dr. Fleming.

Ahora, Uber ha fijado su nuevo domicilio para España en el edificio Eurocentro, sito en la calle Capitán Haya de Madrid. La firma concentra el grueso de sus actividades en la capital del país, en grado muy superior a Barcelona.

Un portavoz de la empresa declaró a este periódico: "Se trata de un proceso de índole administrativa. En Madrid ya hay disponibles tres servicios de Uber y seguimos creciendo incluso por encima de nuestras expectativas".

Uber Systems Spain comenzó a desarrollar sus actividades en nuestro país en marzo de 2014. Se estructuró como red de transporte privado gestionada por medio de una aplicación móvil. De inmediato los taxistas y compañías de autobuses le declararon la guerra. En diciembre de 2014, un juzgado mercantil de Madrid prohibió sus actividades a escala nacional.

Nuevas actividades

En 2016, Uber cambio de hábitos y desplegó su segunda ofensiva con la marca UberX. En vez de una red de transporte, comenzó a actuar por medio de licencias de vehículo con conductor o VTC.

En mayo del presente año, el abogado general del Tribunal de Justicia Europeo presentó unas conclusiones preliminares que dan la razón a los taxistas frente a Uber. Ahora, el Tribunal Europeo se deberá pronunciar.

La filial española está administrada desde comienzos de 2017 por la sociedad holandesa Uber Management, que tiene de representante a Rob van der Woude, directivo del grupo en Holanda y máximo responsable de la fiscalidad en Europa. Los anteriores administradores eran Travis Kalanick, fundador del negocio, y Ryan Graves.

La subsidiaria ingresó 1,6 millones en 2015, con beneficios de 63.200 euros. Dichas magnitudes son anteriores a la reconversión de la empresa hacia la nueva actividad de vehículos con conductor.