Menú Buscar
Damià Calvet, consejero de Territorio y Movilidad de la Generalitat de Cataluña / CG

El Govern trata de salvar la cara ante la marcha de Uber y Cabify de Barcelona

La Generalitat de Cataluña asegura que "se van las marcas, no los conductores y coches VTC" y agrega que "vendrán otras" tras imponer una hora de precontratación a las tecnológicas

23.01.2019 09:09 h.
7 min

El Govern ha tratado hoy miércoles de salvar la cara ante el anuncio de Uber y Cabify de que sopesan retirarse de Barcelona por las nuevas trabas anunciadas ayer por la Generalitat de Cataluña. El consejero de Territorio y Movilidad, Damià Calvet, ha defendido de forma enigmática que "son las marcas las que han dicho que se van, no los conductores ni los permisos" y ha asegurado que si estas dos plataformas se van, "vendrán otras".

En una entrevista en el programa Els Matins de TV3, el titular de Territorio ha subrayado que "los vehículos y los conductores de VTC se quedan. Son las marcas las que han dicho que quizá se irán". Ha agregado Calvet que "los VTC, los conductores y licencias se quedan. Donde se han adaptado, estas plataformas continúan operando". Según el también exconcejal en Sant Cugat (Barcelona) este servicio "está bien percebido por los ciudadanos". No obstante, ha puesto deberes a los operadores. "Lo que deberán hacer es operar según la regulación y trabajar en convivencia con los taxis".

Descarta indemnizaciones...

Damià Calvet ha descartado que el Govern se exponga a pagar indemnnizaciones millonarias a compañías como Uber y Cabify tras blindar la precontratación de los servicios que ofrecen estas firmas a 15 minutos y a ofrecer la posiblidad de ampliarlo a una hora, además de prohibirles captar a clientes en la calle y la geolocalización en el móvil de los usuarios. "Existe un choque por la entrada de las VTC. Pero si se adaptan a la normativa, son un servicio compatible con el taxi", ha argumentado el dirigente independentista.

Taxistas de Barcelona atacando un vehículo VTC, como los que utilizan Uber y Cabify, ayer / EFE

Taxistas de Barcelona atacando un vehículo VTC, como los que utilizan Uber y Cabify, ayer / EFE

¿Habrá reclamaciones millonarias de las empresas si el Ejecutivo de Quim Torra sigue adelante con sus trabas a Uber y Cabify? "Tenemos todos los informes que avalan la propuesta de precontratación de 15 minutos", ha avisado Calvet. Según él, el Govern "no ha cedido al chantaje del taxi", como denunció la patronal de empresas VTC, Unauto. "Hemos optado por una posición intermedia, el camino del medio. Los taxistas pedían 12 horas de precontratación. Por lo tanto, la regulación continuará en tramitación", ha remachado.

...y devuelve la pelota a Ada Colau

¿Cómo se configurará el decreto del Govern que regulará la actividad de las VTC? Según Calvet, en tres maneras. "Evitando que algunas plataformas usen los permisos para hacer de taxi, algo que no son", ha alertado en los micrófonos de RAC1. Por ello, evitarán la inmediatez, "obligando a precontrar con un mínimo de 15 minutos, tiempo que el Área Metropolitana o los ayuntamientos podrán aumentar a una hora o más según los episodios de contaminación". Asimismo, les obligarán a "estacionar, y no en la vía pública, evitando la captación de pasajeros" en la calle. Ello expulsará a los vehículos VTC a "párquines o a ciudades limítrofes". Además, el Govern les prohíbe la geolocalización. "Aparecerá el vehículo en tu móvil solo cuando lo hayas precontratado", ha aclarado Calvet.

Asamblea de taxistas en huelga para limitar las VTC en Barcelona / EFE

Asamblea de taxistas en huelga para limitar las VTC en Barcelona / EFE

Con todo ello, que se plasmará en un decreto que entrará en vigor el próximo miércoles, el Govern endurece las condiciones para los 2.000 vehículos VTC que operan en Barcelona y su conurbación, más las 2.000 licencias más en tramitación. No obstante, será el Área Metropolitana la que haga efectiva la normativa, una vez el Ejecutivo catalán haya fijado las bases. "Dependerá de cada administración, según sus propios criterios. Y no solo el AMB, también lo podrían regular ciudades como Sabadell o Terrassa (Barcelona)". En otras palabras, Calvet ha abierto las puertas a las demandas del taxi y será la institución que preside Ada Colau la que las fijará y establecerá.

"Se aprobará"

La crisis del taxi se ha abordado en la la sesión de control, celebrada en el Pleno del Parlament. El diputado de Junts per Catalunya, Francesc Ten, ha preguntado al respecto al consejero de Territorio, Damià Calvet, quien asegura que el Govern seguirá adelante con su decreto. Ha explicado que ayer “pudimos explicar nuestra propuesta y quedamos a la expectativa que la asamblea soberana de los taxistas decidan”. Confía en que éstos levanten sus propuestas, que “no son una huelga, sino un paro patronal, sin servicios mínimos y ocupando la vía pública”.

“El Govern –ha añadido el titular de Territorio-- tirará adelante su regulación. Este es un gobierno que gobierna y hace lo necesario para regular la vida ciudadana. A partir del decreto, que no regula a favor de unos y otros, sino a favor de los ciudadanos, se pueden introducir enmiendas. Ofrecerá una mejora del servicio de los ciudadanos, pero tenemos que ir más allá”.