Menú Buscar
Un usuario de Uber en una imagen de archivo / CG

La justicia estudia los recursos de Competencia y Uber por los VTC

El Tribunal Superior de Cataluña da luz verde a dos propuestas de suspensión del reglamento metropolitano de transporte que aprobó el Área Metropolitana de Barcelona

30.07.2019 12:52 h.
3 min

Luz verde a dos recursos más de suspensión del reglamento metropolitano de explotación de los vehículos de alquiler con conductor (VTC). El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite la petición de paralización de la Autoridad Catalana de Competencia (Acco) y Uber.

La instancia judicial ha dado vía libre a los escritos, aunque ello no presupone que los estime. Sí que es relevante que la sala que haya admitido a trámite los recursos sea la misma que tumbó el primer decreto metropolitano contra Uber y Cabify en julio de 2018 y que ha suspendido la precontratación de 60 minutos impuesta también por el AMB este año. En estos momentos, el reglamento metropolitano de los VTC está en vigor, aunque a medio gas, ya que ha caído la obligatoriedad de precontratar con una hora de antelación y otros dos artículos menores.

Cabify y Luxury VTC

El intento de paralizar la nueva normativa llega después de que las empresas asociadas a Cabify (Vector Ronda Teleport y Prestige and Limousine, entre otras) pidieran exactamente lo mismo en escritos anteriores presentados ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Cabe recordar que la plataforma de transporte es la mayor que opera en la ciudad condal tras la retirada de Uber de Barcelona en febrero.

Además de Cabify, han tratado de enmendar el reglamento la patronal de empresas Luxury VTC, a la que están adscritas empresas de VTC tradicionales. Esta organización resultó afectada por el reglamento en la medida en que éste fija límites horarios y de días a la prestación del servicio, lo que mina su actividad.

Dos normas se solapan

Así las cosas, rigen en la capital catalana y su conurbación dos normativas. Una es el decreto-ley del Govern, que aprobó el Ejecutivo autonómico a principio de año y que fija tres condiciones a los VTC para operar: la obligatoriedad de precontratar con 15 minutos de antelación y las prohibiciones de geolocalizar los vehículos y de que éstos circulen por la calle captando pasaje.

En Barcelona y sus 35 municipios de influencia rige el reglamento metropolitano, al que dio luz verde el consejo del AMB en mayo, a pocos días de las elecciones municipales y europeas. La norma impone la precontratación de 60 minutos --tumbada por el TSJC-- y limitaciones menores. Es el texto que ha levantado más polvareda y que están recurriendo los operadores, la Acco y las patronales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información