Menú Buscar
El director de TV3, Vicent Sanchis, junto al director de Catalunya Ràdio, Saul Gordillo (i), y la presidenta de la CCMA, Núria Llorach (d) / EUROPA PRESS

TV3 y Catalunya Ràdio cierran 2018 con patrimonio negativo

Hacienda investiga sus cuentas y la Corporación calcula un riesgo fiscal máximo de 300 millones

18.05.2019 00:00 h.
4 min

La Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, matriz de TV3 y Catalunya Ràdio, ha entrado de lleno en causa de disolución. Ésta se debe a que terminó el ejercicio 2018 con unos fondos propios negativos de 26,2 millones.

La entidad escritura un capital social de 25 millones, pero acumula en su balance unas pérdidas de más de 70 millones. No obstante, en la sede de Sant Joan Despí no cunde el alarmismo ni mucho menos.

La Corporació cuenta con ayudas casi infinitas, gracias a su conexión al presupuesto de la Generalitat, que cubre todos los agujeros que puedan surgir. Para este 2019, la aportación pública prevista, vía subvención directa, alcanza los 231 millones.

Poda de capital

Antes del 30 de junio está planeado recomponer el equilibrio patrimonial, mediante una operación de reducción de capital que compense parte de los números rojos acumulados.

El balance de la Corporació se parece a las cuentas del Gran Capitán. El año pasado la cifra de negocio o recaudación publicitaria volvió a caer, de 60,5 a 58,9 millones. El presupuesto inicial, que se cumplió de forma clamorosa, se cifraba en lograr 68,2 millones.

Con los 58,9 millones de ingresos hubo de hacer frente a unos gastos totales de 308 millones. Sólo el capítulo de personal absorbió unos estratosféricos dispendios de 175,7 millones, es decir, casi 20 millones más que el año anterior.

Productoras externas

Los 2.313 empleados del grupo perciben unos emolumentos medios de 48.922 euros por cabeza. Grupo Atresmedia, que incluye los canales de alcance nacional Antena 3, laSexta, Neox, Nova, Mega y Atreseries, tiene 2.043 profesionales. Por su parte, Mediaset, que agrupa Telecinco, Cuatro, Divinity, Boing, Energy, Be Mad y FDF, emplea a 1.267 personas.

Pese a contar con una plantilla enorme, TV3 recurre de forma sistemática a la contratación de productoras externas, dirigidas en su mayoría por entusiastas afectos a la causa separatista. En 2018 el gasto por este concepto ascendió a 70,9 millones, una suma que supera de largo la facturación de toda la Corporació.

En los últimos diez años, el ente público ha gastado 642 millones en las productoras amigas. Las máximas beneficiarias son las empresas de Toni Soler y Andreu Buenafuente. A bastante distancia se encuentra el grupo Mediapro, de Jaume Roures.

Inspección fiscal

La Generalitat calculó el año pasado unas subvenciones de 232 millones. Pero debido a los socavones del ente finalmente tuvo que aportar 250 millones. La Corporació recibió también una contribución de 185.719 euros de la Universidad Politécnica de Madrid.

Pese a todos estos auxilios que le prodigan los contribuyentes catalanes, el binomio TV3-Catalunya Ràdio cerró el ejercicio de 2018 con una pérdida final de 12,6 millones.

Hacienda está revisando desde finales de 2017 las retenciones a cuenta y las imposiciones de no residentes.

También analiza las liquidaciones trimestrales del IVA, relativas a algunos periodos de 2015 a 2017. El año pasado extendió la revisión a la totalidad de los trimestres. La Corporació ha realizado una estimación de las contigencias fiscales y las calcula en 300 millones. No obstante, sus asesores consideran que el riesgo de que el fisco levante actas es remoto.

Desde su fundación en 1983, TV3 y Catalunya Ràdio han costado a los contribuyentes catalanes más de 6.000 millones de euros o un billón redondo de pesetas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información