Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cartel Mediaset España en la sede de Telecinco / EP

La TV de pago planta cara a Atresmedia y Mediaset y ya consigue 'robarle' dinero de la publicidad

Los ingresos de la TV de pago siguen aumentando, y alcanzan los 565 millones de euros

3 min

La televisión de pago sigue escalando posiciones a la hora de preferencias en los hogares españoles. Según el estudio presentado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, sigue expandiéndose en las televisiones y ya superan los 7,2 millones de abonados al finalizar 2019.

Estas cifras suponen un incremento de del 6,4% respecto al cuarto trimestre de 2018. Según la CNMC, un 88% de los usuarios tenía el servicio contratado de forma empaquetada.

Un negocio que crece

Pero no sólo crece en términos de abonados. El estudio indica el incremento de publicidad en las televisiones de pago. Concretamente ya representan el 6,7% del total y representa 36,6 millones de euros.

No obstante, tanto Atresmedia como Mediaset sigue reinando en este aspecto con un total de 475 millones de euros y acaparan el 87,6% de los repartos publicitarios. Las televisiones públicas se tienen que conformar con el 5,7% del total, que equivalen a un montante de 31,1 millones de euros. 

Más ingresos

La televisión de pago también aumenta ingresos ingresos. Así, entre octubre y diciembre de 2019, la TV en abierto ingresó 521 millones de euros, prácticamente sin variación respecto al mismo periodo del año anterior (un 0,1% menos). Por el contrario, la facturación de la TV de pago siguió creciendo, y superó a la TV tradicional al registrar unos ingresos de 564,6 millones tras crecer un 2%, según señala la CNMC.

Por otra parte, la CNMC también arroja datos sobre el consumo medio de los españoles de la televisión. El regulador afirma que cada persona estuvo pegado a la TV cada día unas tres horas y media diarias.

Más seguimiento de la TV de pago

La televisión de pago fue la opción preferida de los españoles en detrimento de la tv tradicional en abierto. 

“Si se comparan las cifras con años anteriores, se observa un progresivo retroceso en los datos de consumo de la TDT y sobre todo del satélite, frente al aumento que han experimentado los servicios de TV por cable y TV IP. Esta redistribución está relacionada con el aumento de las suscripciones a la TV de pago en España, especialmente a través de las redes de fibra”, señala la CNMC.