Menú Buscar
Roby Said, director de ventas y marketing de Tüv Süd en España y Portugal y la sede central del grupo en Alemania / FOTOMONTAJE DE CG

El gigante de las ITV Tüv Süd denuncia la falta de vigilancia del mercado

El grupo de capital alemán anuncia un plan de inversión en el país y reclama al Gobierno una nueva ley de Industria para fiscalizar mejor a las empresas de inspección

5 min

La multinacional Tüv Süd se convirtió en el cuarto operador del sector de la inspección técnica de vehículos (ITV) en España hace más de un año con la compra de Atisae, una de las firmas decanas del sector. Es el segundo país por importancia en una multinacional que factura 2.343 millones de euros gracias a los 1.500 trabajadores y los 70 centros repartidos en el país. Ahora, reclama al Ministerio de Industria más control a las empresas del sector por la calidad de las revisiones certificadas.

“Falta vigilancia del mercado”, asegura el director de ventas y marketing de la filial, Roby Said. El ejecutivo lamenta la liberalización de los servicios que marcó la Ley Ómnibus aprobada en diciembre de 2009. “La inspección es una responsabilidad del Estado, la puede delegar pero no puede desprenderse de su control”.

Consecuencias de la falta de revisión

Said describe un mercado dividido en tres tercios. “Un tercio de las empresas del sector son serias, otro podrían mejora y el último necesitan mucha vigilancia y formación”. Todo ello, en un entorno falto de concienciación en materia de inspecciones. “El 20% de los ciudadanos, por ejemplo, no pasan la ITV”, indica.

Remarca que en una revisión mal echa se ponen en juego vidas humanas. Este es el trabajo de empresas, precisamente, como Tüv Süd dedicadas a garantizar la seguridad industrial. Controlar que no se ha degradado “el correcto funcionamiento de un ascensor, un vehículo que sube y baja y que pone en riesgo la seguridad” de los usuarios.

Competidores ‘low cost’

Y la dinámica de las nuevas empresas que han irrumpido en el sector con precios de derribo no siempre tienen en cuenta su materia prima. “En Alemania se pagan más de 250 euros de media para revisar un ascensor mientras que hay entidades en España que ofrecen el servicio por 25 o 30 euros”, detalla Said.

“¿De verdad hay tiempo para hacer una buena inspección?” con la cantidad de servicios que se deben completar para cuadrar los números de la compañía. “Se debe tomar una decisión a favor de la seguridad industrial y eso es competencia de las Administraciones Públicas”, añade.

Reclamación de Fedaoc, la patronal del sector

Tüv Süd es el abanderado de la reclamación que suma a otras grandes empresas del sector. El director de su división de Industria, Jesús Méntrida, preside la Federación Española de Asociaciones de Organismos de Control (Fedaoc), la patronal que negocia con el ministerio encabezado por Álvaro Nadal.

El director de ventas pide que la decisión llegue pronto. Ahora, el sector está en plena transformación con la irrupción de la llamada industria 4.0, que “conllevará mucha tecnología y avanzar hacia cuestiones de ciberseguridad”.

Expansión en Madrid y Barcelona

A nivel de grupo, el plan de negocio contempla la expansión del negocio, especialmente en Madrid y Barcelona. “Es donde tenemos más capacidad de crecimiento por el tejido empresarial que existe en ambas ciudades”.

“España es un país muy atractivo para la central alemana” y están dispuestos a aportar el capital necesario para ejecutar adquisiciones de “empresas que sean complementarias” al negocio que impulsan. “Es importante realizar un crecimiento de calidad”, puntualiza, por lo que no tienen prisa por completarlas. Incluso intentarán traer un “centro de excelencia a Madrid como los que ya existen en otras partes del mundo”.