Menú Buscar
El turismo nacional en Cataluña cayó un 15% en diciembre y un 6,2% en el acumulado de 2018 / CG

Trompazo del turismo nacional en Cataluña

La autonomía perdió el 15% de visitantes del resto del país y el 24% de pernoctaciones en el último trimestre del año pasado en relación al mismo periodo de 2017

05.04.2019 00:00 h.
6 min

Batacazo del turismo nacional en Cataluña. La autonomía perdió el 15% de visitantes del resto del país y un 24% de las pernoctaciones de septiembre a diciembre de 2018 con respecto al mismo periodo del año anterior. En un contexto en el que también cayó la estancia media, el sector exige "sosiego" a los políticos a la vez que "explorar nuevos nichos de mercado" para sortear el bache.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que publicó ayer Idescat, el ente regional equivalente, Cataluña sumó 827.000 visitantes de otras comunidades autónomas de septiembre a diciembre del pasado año, un 15% menos que en el periodo equivalente de 2017. Globalmente, dejaron de viajar a Cataluña cerca de 145.000 personas con DNI español. Por lo que se refiere a las pernoctaciones, la cifra también fue menor. Cuenta el INE 3,059 millones de estancias, 962.000 menos que a diciembre de 2017. Ello supone una caída del 23% interanual. En otras palabras: Cataluña cedió una de cada cuatro noches de hotel de turistas nacionales en un año. La duración del viaje también se acortó, hasta sumar una media de 3,7 noches, un retroceso del 0,4%.

Caída del año, más moderada

El pésimo trimestre del turismo nacional en Cataluña coincidió con el primer aniversario del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre, las movilizaciones de los autodenominados comités de defensa de la república (CDR) y un intento de asalto al Parlamento catalán, además de las algaradas que provocaron los independentistas con ocasión de la reunión del Consejo de Ministros de Barcelona, que se celebró el 21 de diciembre. El otoño caliente empañó quizá el desempeño del turismo en la región, ya que en el global del año la caída fue significativa, aunque menor. En términos anuales, la autonomía perdió el 6,2% de turistas nacionales y el 7,9% de las pernoctaciones. Vio caer la estancia media el 1,8%. Por el contrario, las excursiones sí funcionaron, con un avance del 11,5% en el cuarto trimestre de 2018, un guarismo muy similar (11,3%) al anual.

Turismo nacional en Cataluña (4T2018)
  Total Absoluta Trimestre Acumulado 2018
Viajes 827.600 -145.600 -15,0% -6,2%
Pernoctaciones 3.059.200 -961.900 -23,9% -7,9%
Estancia media 3,7 -0,4 -10,5% -1,8%
Excursiones 220.700 22.300 11,3% 11,5%

Fuentes del sector admiten que los hoteleros de Barcelona "ven cada vez menos" visitantes del resto de España "salvo en lo que se refiere al segmento corporativo y en el entorno de la Fira de Barcelona". Recalcan que "Barcelona va como un tiro, pero marcha así por el turismo internacional". "Habría que preguntarse cuál es la situación en las costas, que no tienen el magnetismo de la Ciudad Condal", indican. Ante ello, prescriben a los políticos "concordia y evitar el enfrentamiento abierto" pues según las voces consultadas ello "genera rechazo y daña la marca-ciudad y la marca-región".

"Explorar nuevos segmentos"

Pablo Díaz, profesor de los estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y experto en turismo, conoce los datos de la caída, pero prefiere ser optimista. "El retroceso puede obedecer a la congestión turística de Barcelona, que la hace un destino a evitar, tal y como ya está pasando con lugares como Roma". El impacto de la inestabilidad política "se nota, pero es un factor más", en su opinión. Atribuye el descenso al hecho de que "siendo un destino maduro en España, quizá otras regiones y puntos que partían de más abajo, como Sevilla o Málaga, que están haciendo las cosas bien, crecen más". En el caso de Cataluña y para recuperar comba, Díaz propone "explorar segmentos concretos y especializarse" en el lujo, la cultura o la enogastronomía.

Martí Sarrate, presidente de ACAVe, la patronal de agencias de viajes comparte ese punto de vista. "No hay que fijarse tanto en el número de turistas que vienen, sino en su composición". Según Sarrate, Cataluña "aguantó como segunda autonomía más visitada de España por detrás de Andalucía" y mantiene la pegada. "Captamos el 25,7% del turismo, pero no nos podemos dormir en los laureles, hay que seguir abriendo conectividad aérea y trabajando nuevos mercados". Y eso pasa por "reforzar el aeropuerto de Barcelona y evitar que llegue a su colapso por el aumento del tráfico aéreo". Asimismo, emplaza a esperar al balance de Semana Santa, ya que "es a partir de esta época del año cuando se puede percibir cómo se comporta la industria vacacional".

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información