Menú Buscar
Imagen del Paseo de Gracia de Barcelona lleno de personas / CG

El turismo expulsa las sedes corporativas del centro de Barcelona

Hoteles, viviendas de alto standing y comercios de lujo ofrecen mucha más rentabilidad por metro cuadrado a los propietarios de los inmuebles

4 min

Las sedes corporativas ya no tienen cabida en el centro de Barcelona. El paseo de Gràcia ilustra el fenómeno: en cuatro años, el número de oficinas ha descendido en un 50%. Los hoteles y, sobre todo, las tiendas ganan espacio, que son mucho más rentables. El sector señala al incremento del turismo como causa principal de la transformación.

Entonces, ¿adónde acuden las grandes empresas para instalarse? Dos focos clave: el llamado 22@, sector empresarial y tecnológico en el barrio de Poblenou, y en el otro extremo de la ciudad, Fira Barcelona. Allí las compañías encuentran más espacio y mejores precios.

Cambio de tendencia

Hace solo cuatro años, el 75% del suelo de paseo de Gràcia estaba dedicado a oficinas, mientras que el 15% eran hoteles, el 6% retail (comercio); y el 4%, viviendas, según un estudio de mercado de la inmobiliaria CBRE.

Al cierre de 2016, el sector hotelero es el que se lleva la mayor parte del pastel, un 37%. Pero el porcentaje que más ha aumentado es el de comercio, que ha subido en 16 puntos hasta el 22%. Le sigue el uso residencial, que ha alcanzado el 17%, siendo muchas de ellas de alto standing. Los pisos de lujo representan un tercio del total de la nueva construcción en Barcelona en la actualidad.

Aumento de precios

La tesis que se repite en el sector inmobiliario es que la transformación se inicia por el auge turístico de la ciudad. El aumento de demanda de los sectores del comercio, los hoteles o para uso residencial de lujo para turistas aumenta desde 2007. En consecuencia, suben los precios.

El mercado de alquiler de oficinas ha crecido un 21% desde 2014 en la ciudad de Barcelona. La remontada de precios comenzó tan solo en 2014, después de seis años de declive. La renta mensual para sedes corporativas se sitúa alrededor de los 17 euros por metro cuadrado de media.

El crecimiento será algo más sostenido en el 2017, con una previsión del 7%. Barcelona es el segundo mercado europeo con mayor crecimiento previsto para las rentas, solo por detrás de Madrid.

Con todo, el aumento de precios para los propietarios de inmuebles supone un incentivo para alquilar el suelo al mejor postor. Así, las grandes marcas extienden sus dominios en las grandes avenidas mientras que las oficinas se retiran a barrios menos céntricos con precios más asequibles.

¿Adónde van las empresas?

El ejemplo más reciente es el bufete de abogados Cuatrecasas, que ha abandonado su histórica sede en la Avenida Diagonal con paseo de Gràcia para mudarse precisamente al 22@. Está previsto que el edificio de la Torre Deutsche de Barcelona, adquirida por KKH Property Investors en 2013, aloje pisos de lujo tras su remodelación.

El núcleo preferido para las empresas es ahora el 22@ que, a su vez, se concentra en dos focos muy particulares. Por un lado, en el entorno de la plaza de Les Glòries, donde se alojan MediaPro, Indra, National Geographic, entre otros. Por otro lado, la intersección entre el carrer Llull y Pujades, con inquilinos como MasterCard, Schneider e Isdin.

Sin embargo, la disponibilidad de suelo se va agotando en estos dos puntos. Las empresas que se quieran mudar a esta zona, deberán instalarse en los espacios situados en dirección al Front Marítim.

Una tendencia similar se observa en el otro núcleo por excelencia, en Zona Fira, que se concentra en plaza Europa. Es el caso de Gallina Blanca, Olympus y KPMG, entre otros. Las futuros inquilinos deberán explorar pronto la extensión de Almeda Park.