Menú Buscar
Turistas y vecinos de Barcelona en el Portal del Ángel de la Ciudad Condal / EP

Turisme de Barcelona se aprieta el cinturón ante un 2018 incierto

El organismo de promoción redacta 'planes de contingencia' por si el turismo sigue a la baja por la inestabilidad política en Cataluña

3 min

Turisme de Barcelona se aprieta el cinturón ante un 2018 incierto en el turismo barcelonés. El organismo de promoción de la ciudad ha redactado planes de contingencia que activará si la industria vacacional sigue arrojando malas cifras en la capital catalana.

El consorcio público privado, que forman representantes del Ayuntamiento de Barcelona, la Cámara de Comercio y la Fundació Barcelona Promoció, ha elaborado un presupuesto a la baja en previsión de "una caída de ingresos" del turismo que, de rebote, afectaría a su caja.

"Es por la incertidumbre. Turisme ha elaborado un presupuesto de mínimos en previsión de un 2018 de menor crecimiento en el sector turístico. Cabe recordar que el organismo tiene varias vías de ingresos, como el bus turístico, que sufrieron el impacto de la crisis catalana en octubre y noviembre", han indicado fuentes del sector.

Fin de año a medio gas

"Nadie sabe lo que sucederá con el turismo en la ciudad --han continuado directivos del sector--. De momento, las reservas para enero apuntan a un mes similar a 2017 en los alojamientos céntricos del destino, y más flojo en los establecimientos periféricos".

Esta misma pauta se repetirá en el puente de Año Nuevo. Los hoteles situados en la zona central de Barcelona presentan ocupaciones del 100%, según indican empresarios con activos allí.

Por el contrario, los alojamientos más alejados de las arterias centrales de Barcelona ciudad se han quedado al 70%, cuando en Nochevieja del año pasado se rozó la ocupación completa.

"Austeridad"

Oficialmente, un portavoz de Turisme de Barcelona se ha limitado a confirmar que el presupuesto de 2018 será inferior al del ejercicio en curso, que se fijó en 63,4 millones de euros a la espera de su liquidación.

El representante del consorcio ha atribuido las cuentas más ajustadas a una liquidación inesperada de una cantidad del impuesto sobre el valor añadido (IVA) generada por los últimos cambios legislativos.

"En cualquier caso, el presupuesto del organismo de promoción turística es austero. El principio del gasto mínimo es el que rige las cuentas", ha remachado la misma fuente.