Menú Buscar
Tomás García-Madrid, Florentino Pérez y Donald Trump / CG

La inversión en infraestructuras anunciada por Trump da esperanza a las empresas españolas

Más de un tercio de las adjudicaciones del grupo OHL del año pasado se produjeron en Estados Unidos

Carles Ballfugó
25.01.2017 00:00 h.
3 min

El discurso que pronunció Donald J. Trump​ en su toma de posesión como 45º presidente de Estados Unidos, el viernes 20 de enero, apuntó de manera explícita a la necesidad de renovar las infraestructuras del país. Las afirmaciones del líder republicano, no exentas de polémica, sí fueron claras sobre el estado claramente mejorable de la mayoría de las carreteras o ferrocarriles.

De acuerdo con el nuevo presidente: "Construiremos nuevas carreteras, autopistas, puentes, aeropuertos, túneles y ferrocarriles por todo nuestro maravilloso país".

Fuente de negocio

Estas afirmaciones han cargado de esperanza a las grandes constructoras españolas. Algunas de estas empresas --como OHL o ACS-- son la referencia internacional en concesiones y edificación de infraestructuras. Con un mercado altamente diversificado, el sector valora muy positivamente la inversión anunciada por el presidente republicano.

Fuentes de OHL señalan que, en 2016, más de un tercio de todas las adjudicaciones del grupo a nivel internacional fueron en Estados Unidos. La compañía, con fuerte presencia en la región --donde opera en Florida, Nueva York, Nueva Jersey, Texas, California, Illinois, Connecticut, Virginia, Massachusetts y Washington DC-- y Canadá, apuesta en este sentido por el mercado civil como principal actividad de negocio.

La colaboración público-privada

Trump ha manifestado repetidamente, desde su candidatura para ganar las primarias republicanas hasta la campaña presidencial, la necesidad de aumentar la inversión pública y la colaboración público-privada.

En agosto del año pasado, el entonces candidato anunció que tenía planes de inversión en infraestructuras por valor superior a los 500.000 millones de dólares. A tenor de las expectativas, las empresas españolas esperan lograr algunas concesiones. La competitividad que han demostrado en todo el mundo es su mejor aval. Las licencias, además, son negocios a largo plazo, con un periodo medio de vida superior a las tres décadas.

Buenas carteras

Las mismas fuentes de OHL señalan que OHL USA ocupa el puesto 43 en la lista de las 400 grandes constructoras norteamericanas que elabora la revista Engineering News Record (ENR). Con una cartera de más de 1.000 millones de dólares, la previsible renovación de las infraestructuras estadounidenses se presenta como una oportunidad de oro para asentar un negocio ya muy desarrollado. El previsible refuerzo del dólar frente a otras divisas, como el euro, hará además más sencillo que las compañías obtengan rendimientos positivos.

El Fondo Monetario Internacional mantiene las buenas previsiones de crecimiento para Estados Unidos durante este año y el que viene, por encima del 2%.