Menú Buscar
Los hermanos Antonio y Jorge Gallardo, al frente de la farmacéutica Almirall / EFE

Un último trimestre nefasto hunde la sicav de los Gallardo un 5%

El grueso del descenso de su capitalización se concentró en diciembre como consecuencia de las pérdidas generadas en la renta variable

06.02.2019 00:00 h.
6 min

Los supermillonarios sufren de cuando en cuando algún que otro disgusto crematístico. Pese a contar con los asesores más reputados --y caros--, sus inversiones encajan a veces malos resultados, siquiera sea temporales.

Es el caso de los veteranos empresarios Antonio y Jorge Gallardo Ballart, que entre otras múltiples facetas son los accionistas mayoritarios de los laboratorios Almirall, fundados por su padre.

Sicav gigante

Los hermanos Gallardo atesoran la mayor fortuna de Cataluña, mano a mano con los Grifols, dueños asimismo del laboratorio que lleva su apellido como título social.

La fortuna financiera de la saga Gallardo se canaliza por medio de la sicav Elitia. Es una de las más conspicuas del país y acumula una larga trayectoria alcista, gracias a las líneas maestras trazadas por sus gestores. Figura entre ellas la de centrar las inversiones en valores extranjeros, sin dedicar un céntimo a los títulos españoles.

Recorrido alcista

En 2011, el valor de la compañía, es decir, el monto de sus recursos pecuniarios, se situaba en 232 millones de euros. Dos años después llegó a los 315 millones. En 2015 alcanzó el listón de los 372 millones. Doce meses después escaló los 389 millones. Y en 2017 tocó los 413 millones.

En 2018 la sociedad vivió un primer trimestre bueno, pero las ganancias obtenidas se esfumaron en el segundo. La racha positiva retornó durante el tercero, cuando el patrimonio total rozó los 412 millones, prácticamente los mismos fondos que poseía a finales del ejercicio precedente.

Accionistas mayoritarios

Pero el último trimestre del año resultó aciago, en particular el mes de diciembre, debido a que la renta variable experimentó un leñazo tras otro en todo el mundo. En dicho periodo, la diversificada cartera de Elitia cayó un 6% y dejó el patrimonio gestionado en 386 millones.

Elitia cuenta con 191 accionistas, si bien la inmensa mayoría del capital pertenece a los opulentos hermanos Gallardo.

Gestoras de primera fila

El 97,5% de su cartera está colocado en diversos fondos de inversión y el 2,5% se mantiene en liquidez. Dos tercios están denominados en euros y un tercio en dólares.

La sicav de los Gallardo tiene confiados sus recursos a 14 grandes fondos. La lista incluye, entre otros, a Vanguard S&P 500, con 36,2 millones; BGF Fixed Inc Global Opportunity, con 34,9 millones; JO Hambro Global Select, con 33,2; Henderson Horizon, con 32,8; e IVA Global, con otros 32,6.

De la gestión de Elitia se encarga el Banco Santander de Ana Botín. Su política de inversiones luce una vocación global. Destina un mínimo del 50% de su activo a acciones y participaciones en otras instituciones de inversión colectiva.

Imagen de la sede de Almirall en Barcelona, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi / CG

Imagen de la sede de Almirall en Barcelona, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi / CG

Almirall

La familia Gallardo, que reside habitualmente en Barcelona, tiene domiciliada la sicav en Madrid. Antonio y Jorge Gallardo poseen el 58% de los laboratorios barceloneses Almirall. Ese paquetón estaba valorado a los precios de ayer en bolsa en 1.550 millones.

El laboratorio, primero de España entre los de capital familiar, está domiciliado en la barcelonesa Ronda General Mitre, muy cerca de la calle Muntaner. Pero las sociedades patrimoniales de los Gallardo que lo controlan están censadas en Madrid. Los Gallardo fueron unos de los primeros empresarios catalanes que decidieron trasladar a la capital del reino sus sociedades holding.

Patrimoniales a Madrid

El movimiento aconteció en 2012. Las compañías de cartera que controlan su acervo privado fijaron su sede en la Villa y Corte, mediante un par de sencillos trasiegos. De antiguo, la familia poseía en Madrid la sociedad Walton, cuya sede está en la calle Reina Victoria. En julio de 2012, Walton absorbió la corporación Landon, también de su propiedad y que canaliza sus inversiones en compañías hospitalarias, hoteleras e inmobiliarias. En el mismo acto adoptó la razón social de la firma absorbida.

El siguiente paso aconteció poco después, cuando las compañías titulares de los paquetes mayoritarios de Almirall pasaron a depender de la holding madrileña. De esta forma, la residencia oficial del imponente patrimonio de los Gallardo pasó sigilosamente a la capital.

Los Gallardo no se meten jamás en política. Pero recientemente han acabado entroncando con ese peculiar mundillo.

Tal como ha dado a conocer la prensa del corazón, una hija de Antonio, Susana Gallardo Torrededía, es la actual novia de Manuel Valls, ex primer ministro de Francia y candidato a la alcaldía de Barcelona en una plataforma respaldada por Ciudadanos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información