Menú Buscar
Pep Lemon y Pepsi

Los tribunales fallan a favor de Pepsi en su contienda contra la mallorquina Pep Lemon

La Justicia argumenta que hay similitud de nombres, fonética y conceptos entre la marca local y la multinacional

4 min

Hace tres años, la empresa mallorquina Pep Factory decidió registrar la marca Pep Lemon para producir refrescos de forma eminentemente local, reducida y artesana, pero Goliat no tardó en hacerle frente. PepsiCo decidió intervenir en el asunto alegando riesgo de confusión en el consumidor ante la similitud fonética de ambos nombres, y finalmente los tribunales han dado la razón a la multinacional.

La Oficina de Patentes y Marcas se pronunció en mayo de 2015 en contra de la utilización de las marcas Pep Lemon 100% Mallorca, Pep Orange, Pep Cola y Pep Toni, lo que llevó a la compañía mallorquina a recurrir a la vía judicial para defender sus intereses.

Confusión de nombres

En su demanda, ahora desestimada, la empresa niega que pueda existir posible confusión entre las bebidas comercializadas por una y otra y que se infrinjan criterios gráficos, fonéticos y conceptuales que pudieran producir equívoco en el consumidor. A juicio de Pep Lemon, no es comparable, además, una marca local "comprometida con el medio ambiente y con personas discapacitadas que intervienen a lo largo del proceso de producción con la marca multinacional oponente".

Es más, desde Pep Lemon consideran "una falta de respecto" que Pepsi "pretenda apoderarse de un hipocorístico emblemático catalán tan común como es Pep [por Josep], bajo el argumento de posible confusión".

Parecido a nivel fonético

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares señala que los vocablos de ambas marcas "inducen a una fácil confusión" en el consumidor y ello con independencia de la referencia al origen o procedencia del producto en cuestión. Y, a juicio de la Sala de lo Contencioso, el parecido se encuentra no sólo en la denominación y el producto ofrecido, sino también a nivel fonético.

Y se muestra tajante el tribunal al afirmar que el hecho de que la marca mallorquina tenga un carácter local frente al carácter "internacional y notorio" de Pepsi "no evita la confusión en el consumidor medio", puesto que "el origen de esa duda reside precisamente en la denominación tan parecida y en que todas ellas son bebidas gaseosas refrescantes, por lo que se trata del mismo tipo de producto".

Diez días para recurrir ante el Supremo

Pep Lemon dispone de diez días para decidir si recurre la sentencia ante el Tribunal Supremo. De lo contrario, la marca deberá cambiar de nombre.

Durante todo este proceso, Lemon inició una campaña de comunicación en redes sociales con la etiqueta #PepsinomePipses en la que enumeraba las diferencias entre ambas marcas, poniendo el acento en su imagen corporativa, sus ingredientes y sus cifras, entre ellas los 66,7 billones de dólares obtenidos por Pepsi desde su creación y los 0,00001 alcanzados por Pep Lemon.