Menú Buscar
Los tres fundadores de Trébol Energía: Albert Oliva, Josep Graell y Rafa Alcalá / CG

Las empresas sortean los picos del precio de la energía con las compras a futuro

Una consultoría catalana hace que las compañías que contrataron sus servicios se ahorren un 38% en la factura

4 min

Hay formas de sortear el pico en la factura de la luz. La compra a futuros es una de las estrategias más eficientes. Pero cada empresa debe buscar su propia optimización de recursos, de acuerdo con las necesidades en un mercado energético que cada vez se hace más complejo. Por eso, el negocio de la consultoría es un nuevo actor que cobra importancia.

La consultoría energética catalana Trèbol Energía es un ejemplo de ello. Uno de sus fundadores, Rafael Alcalá, asegura que las empresas que contrataron los servicios energéticos a través de ella se han ahorrado un 38% del recibo de la electricidad en enero, después de que se registraran los picos en el precio de la luz. La clave, la compra de paquetes energéticos a uno o dos años vista para “evitar los sustos” de las subastas en plena ola de frío, señala el empresario.

Socio energético

A Trèbol Energía le gusta definirse como un “partner energético”, según Rafael Alcalá y los otros dos fundadores Albert Oliva, Josep Graell. Es decir, la consultoría se presenta como un socio porque acompaña al cliente de forma continuada, explica Alcalá. Diseñan la estrategia a medida, desde la compra hasta la gestión diaria, a diferencia de la tradicional asesoría, que revisa los contratos y aconseja solo a la hora de su renovación.

La empresa catalana, con cuatro años de vida y que facturó un millón de euros en el último ejercicio, se acaba de fusionar con Control Energía Europea (CEE), un referente en el sector. Con más de 20 años de experiencia, más de 2.000 puntos de suministro en cartera, CEE gestiona la facturación de energía anual superior a 150 millones de euros.

Un mercado cada vez más complejo

“La liberalización del mercado energético en 2008 supuso la entrada de nuevos competidores”, apunta Alcalá. En apenas ocho, años el sector de las comercializadoras de energía ha crecido un 20%, lo que se traduce en 200 nuevos contendientes.

“Cada una utiliza distintas fórmulas para calcular el precio”, producto de complicadas ecuaciones que incluyen diferentes variables, como “el gas, el barril de Brent, el cambio de divisa y la indexación de mercados financieros”, entre otros, enumera el experto.

Falta de medios

El problema es que “la mayoría de empresas en España son pymes; no tienen medios para acceder a la información del mercado”, señala. Y la profesionalización de este servicio exige externalización.

Lo que hace Trèbol es homogeneizar las variables para obtener fórmulas comparables. Los nuevos métodos que utilizan incluyen simulaciones previas a la recepción de la factura, seguidas de un control exhaustivo de la facturación real posterior. Si no coinciden, ellos se encargan de la reclamación. También elaboran auditorías e informes sobre los efectos de los cambios y fluctuaciones en el mercado energético.