Menú Buscar
Usuarios del Metro de Barcelona, uno de los medios de transporte público de la primera corona catalana / CG

La Generalitat unificará la primera y la segunda corona del transporte público de Barcelona

El Área Metropolitana obtiene un compromiso por escrito del secretario de Movilidad para fusionar zonas tarifarias y conseguir una rebaja para los usuarios

5 min

Viajar desde Sabadell o Cardedeu hasta Barcelona en transporte público será más barato a partir de finales de año. Así lo indica el compromiso adquirido entre el secretario de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, y la vicepresidencia de Transporte del Área Metropolitana (AMB), encabezada por el socialista Antoni Poveda.

El alcalde de Sant Joan Despí (Barcelona) explica en declaraciones a Crónica Global que el reciente pacto alcanzado entre ambas administraciones incluye la integración de las zonas uno y dos en las que se distribuye el Sistema Tarifario Integrado. Una de las reclamaciones más insistentes de las 18 ciudades que conforman esta segunda corona metropolitana.

Ahorro en títulos de transporte

Implicará que, en la práctica, el precio de la tarjeta de diez viajes pase de los 20,10 euros actuales a los 10,20 euros. Este es el título más usado por los viajeros actuales, aunque la rebaja también afectará al resto de tarifas.

La tarjeta mensual de dos zonas cuesta 72,70 euros, mientas que el precio actual por viajar dentro de la primera corona es de 54 euros. El abono que pueden usar los jóvenes menores de 25 años durante tres meses pasará de costar 142 euros a los 105 euros; mientras que sólo se deberán pagar 2,20 euros por un billete sencillo respecto a los 3,10 euros actuales.

Prueba de la T-Mobilitat

La unificación de las zonas tarifarias entrará en vigor “en el momento en que se ponga en marcha la prueba piloto de la T-Mobilitat”, añade Poveda. Un test se iniciará finalmente el otoño próximo tras los retrasos que lleva acumulados.

El Consorcio de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) ha empezado a sacar a concurso público parte de la operativa que se debe ejecutar para convertir en realidad el salto tecnológico en el acceso a trenes, autobuses y tranvías anunciado a finales de 2014. El proyecto se adjudicó por 58,1 millones a SocMobilitat, un consorcio en el que están representados Caixabank, Fujitsu, Indra y Moventia.

Anuncio de licitación

Concretamente, ha iniciado la licitación de la asistencia que requiere para desarrollar el “modelo de información y la oficina técnica de gestión del grupo de información del transporte”. El contrato tendrá una validez de un año y nueve meses, cuenta con un presupuesto de 365.212,50 euros sin IVA y los interesados podrán presentar su oferta hasta las dos de la tarde del próximo 28 de marzo.

Fuentes sindicales aplauden los avances que se realizan en la T-Mobilitat, aunque reclaman que se aborde de una vez por todas el debate sobre el nuevo formato de movilidad pública en Cataluña. Es decir, que se negocien cuestiones como las bonificaciones por uso recurrente o cómo se aplicarán los cambios.

Mejora de las emisiones

Más allá del futuro de este proyecto concreto, el edil del PSC espera que la integración de las zonas tarifarias se traduzca en un menor uso del vehículo privado para acceder a la capital catalana. Con la consiguiente mejora de los niveles de contaminación que afectan tanto Barcelona como su ámbito de influencia.

Limitar emisiones nocivas de dióxido de carbono o de óxidos de nitrógeno (NOx), dos de los elementos que emiten los motores de gasolina o diésel, es uno de los caballos de batalla de las grandes ciudades de toda Europa. El ayuntamiento liderado por Ada Colau ha anunciado que implementará una regulación de acceso basada en la antigüedad y el nivel de contaminación de los vehículos. Ahora, esta política se espera complementar con una medida que conllevará que viajar en transporte público sea más barato.