Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajadora del Ave sirviendo a los pasajeros / CG

¡Socorro! Trabajo a bordo de un AVE de Renfe

Los auxiliares narran la odisea de desempeñar sus tareas en un convoy de la red de alta velocidad

6 min

El personal de a bordo del AVE y Larga Distancia de Renfe Operadora narra la odisea de trabajar en la red de alta velocidad española. Tras cinco jornadas consecutivas de huelga, los trabajadores arrojan luz sobre cómo es desempeñar sus funciones en los modernos convoyes.

G. lleva más de una década de servicio. La empleada pone primero las cartas sobre la mesa. "No nos emplea Renfe Operadora, es una filial de Ferrovial", indica. "Tenga relación o no, ha habido muchos recortes en los últimos años. Antes viajábamos siete personas a bordo de un tren. Ahora, sólo tres, y hacemos las mismas funciones", agrega.

Trabajadores del Ave sirviendo bebidas a los pasajeros / CG

Trabajadores del Ave sirviendo bebidas a los pasajeros

La concesionaria recita a menudo las altas retribuciones que percibe este personal especializado: 40.000 euros de media, según la firma. ¿Es ello así?

"No. Los más antiguos pueden llegar a 36.000 euros al año sumando todos los pluses. Es gente que está a punto de jubilarse. Pregúntale a los eventuales: no pasan de los 1.300 euros al mes", matiza D., una compañera suya.

130 almuerzos en una hora

Además de las remuneraciones, está la carga de trabajo. G. recuerda que el servicio de a bordo --dos personas para los vagones, una para el bar-- sirven "130 almuerzos en una hora y cuarto".

En un Madrid-Zaragoza-Barcelona, todos los pasajeros deben tener auriculares, su película y el pequeño ágape antes de llegar a la ciudad que atraviesa el Ebro. "Y todo ello empujando un carro de entre 50 kilos y 85 kilos, dependiendo de si viajas en turista o preferente", lamenta.

Trabajadora del Ave a la cafetería del tren / CG

Trabajadora del Ave a la cafetería del tren

Su compañera D. menciona otro ángulo. "El pasajero también sufre. Una sola persona en el bar significa que hay largas colas para tomar un café. El servicio, que además siempre es personalizado y con una sonrisa, se ha deteriorado", remacha.

El vagón-café no se puede reforzar porque se sirven almuerzos --antes de las nueve y media--, comidas --de dos a tres y media de la tarde-- y cenas --a partir de las ocho-- en asiento. "Sin contar la venta de productos", recuerdan.

Lejos de casa

En un trabajo que "guarda similitud" con el de las auxiliares de vuelo, el personal de a bordo del AVE transmite la imposibilidad de conciliar la vida laboral y familiar.

"Es imposible que la empresa presente cuadrantes de trabajo estables. Un día me levanto a las tres de la mañana; otro, a las once. Algunos días hacemos 12 horas y media. Llego un viernes a Santiago de Compostela y no regreso a Madrid hasta el lunes", enumera.

"Es muy difícil tener una vida estable si te mandan a Algeciras y no regresas a Madrid hasta medianoche. Y te tienes que cambiar en el lavabo del tren en el que viajas --esto me ha pasado-- porque no llegas al centro de personal a tiempo".

Renfe, "responsable subsidiaria"

Hastiados de las condiciones de trabajo, unos 2.000 empleados de servicios de a bordo y logísticos de Ferrovial han concluido hoy de madrugada la segunda ronda de paros. La participación ha sido del 98% según los trabajadores, o de un 49% según Ferrovial.

Sobre la mesa estaban, de nuevo, el desbloqueo del convenio colectivo y mejoras salariales. Los empleados recuerdan el incremento salarial de sólo el 1,6% del año pasado y un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) en vigor.

¿Qué papel juega Renfe en este desencuentro? "Es crucial. Es la responsable subsidiaria de lo que está ocurriendo en los vagones. Vamos uniformados igual que su personal, por lo que sufre la merma del servicio. Además, en noviembre vence el contrato. Y hay visos de renovación", acusan los empleados.

Trabajador del Ave ofreciendo periódicos a los pasajeros / CG

Trabajador del Ave ofreciendo periódicos a los pasajeros

"Más de 200 propuestas"

Preguntada sobre las condiciones a bordo de los convoyes, Renfe ha remitido a este medio a Ferrovial. La compañía de Rafael del Pino ha recordado a Crónica Global que "ha presentado más de 200 propuestas de acuerdo a los empleados, y éstos las han rechazado".

Además de subrayar el "salario medio de 40.000 euros del personal de a bordo", una remuneración que ve "muy superior al resto del transporte terrestre", la firma recuerda que "paga 240 días anuales a su personal y sólos se trabajan 204 días". Ello arroja un saldo de horas perdidas de más de 300.000, según el mismo representante. 

Ferrovial ha subrayado también que la protesta de esta semana "la comanda un 30% del personal, que bloquea la solución para el otro 70%".

Destacadas en Business