Menú Buscar
Dimas Gimeno, el hasta ahora consejero delegado Jesús Nuño de la Rosa y las hermanas Marta y Cristina Álvarez / CG

Trabajadores y bonistas de El Corte Inglés lanzan una asociación para protegerse de los propietarios

ATECI nace con el objetivo de proteger las buenas prácticas empresariales en el seno del gigante de la distribución

22.08.2018 09:59 h.
4 min

Un grupo de empleados, bonistas y pequeños accionistas de El Corte Inglés se han unido para defender sus intereses particulares ante las guerras de poder que se viven en la cúpula de la organización y que se saldaron con un cambio en la presidencia de la organización comercial. Con ese propósito nace la Asociación de Accionistas y Trabajadores para la defensa del buen gobierno corporativo del grupo El Corte Inglés (ATECI), según ha podido saber este medio.

El grupo de presión está liderado y asesorado por el abogado Efraín Iglesias y nace con la filosofía de proteger los derechos de los accionistas minoritarios de la compañía que "se sienten desprotegidos por la falta de información y libertad para ejercer sus derechos", según reza en el texto de la nota que da cuenta de su nacimiento.

Proteger a los poseedores de pagarés

ATECI también incorpora en su filosofía fundacional la defensa de los trabajadores del grupo, "que ven peligrar tanto su modo de vida como sus ahorros, con la compra de pagarés y su reembolso".

La irrupción de esta asociación a pocas horas de que tenga lugar la junta de accionistas anual de la compañía da cuenta del enconamiento persistente entre el expresidente Dimas Gimeno y sus dos primas, Cristina y Marta Álvarez, que le destituyeron del cargo para investir a Jesús Nuño de la Rosa como principal responsable de El Corte Inglés. Las desavenencias entre los familiares y accionistas principales, que guardan relación con el curso de la herencia de Isidoro Álvarez, el que fuera gran impulsor de la empresa de grandes almacenes, siguen latentes.

Eludir las presiones internas

Con la nueva asociación, los que se alinean con Gimeno en esta batalla por el control de la propiedad y la gestión buscan una plataforma de defensa colectiva de sus intereses frente a la poderosa máquina que supone la propia empresa, según han confesado a este medio. ATECI aspira así a evitar "las presiones que se han llevado a cabo por los actuales gestores de la entidad, tanto en lo referente a los puestos de trabajo como en la venta de sus acciones de la empresa a precio adecuado".

El domingo próximo, el último de agosto, tendrá lugar la reunión anual de los socios siguiendo la tradición instaurada décadas antes. En esa junta de accionistas se prevé que Dimas Gimeno sea también descabalgado de su condición de consejero de El Corte Inglés. La batalla que se vive entre los Gimeno y los Álvarez dará paso a una ofensiva legal aún mayor que la existente en cuestiones relativas a la gestión y la propiedad.