Menú Buscar
Una parada de Bicing en Barcelona / CG

Los trabajadores del Bicing llevan a Inspección la presión y opacidad del traspaso

Clear Channel defiende la legalidad del proceso y asegura una “plena colaboración” con el comité de empresa de Movement

5 min

Son los principales afectados por el conflicto entre las compañías Clear Channel y Movement Barcelona, pero son los últimos en recibir la información. Por ese motivo, los empleados del servicio de alquiler de bicicletas Bicing han redactado un escrito dirigido a la Inspección de Trabajo.

En el texto, al que ha tenido acceso Crónica Global, los empleados recogen firmas para mostrar su descontento ante la situación que viven actualmente, en la que se ven obligados a dejar la compañía que actualmente les contrata, Movement Barcelona, para pasar a formar parte de la ganadora del concurso del servicio, Clear Channel.

Trabajadores desinformados

Una de las quejas principales de los trabajadores es que no se han visitado todos los centros de trabajo para realizar las últimas asambleas de explicación ni se ha informado a todos los empleados mediante comunicado alguno.

Aseguran, además, que de manera consciente no se ha informado a los que prestan su servicio en la sede de la empresa situada en el número 142-144 del paseo de los Ferrocarriles de Cornellà de Llobregat, en Barcelona.

“Se ha realizado alguna asamblea sin convocatoria ni información previa en los centros de trabajo de Glòries y de la calle Motores”, explica el escrito. En el citado encuentro, aseguran que expuso la situación una economista y abogada del gabinete jurídico de Comisiones Obreras, de nombre Rosa María Fabián, quien ni siquiera es miembro del comité de empresa ni forma parte del sindicato mayoritario del mismo.

“Esta señora manifestó, a un trabajador que solicitó su presencia en el centro de Cornellà, que allí no iba porque no quería”, dice la carta.

Conflictos internos

Según los denunciantes, algunos empleados del centro de Cornellà han optado por no presentar la documentación en Clear Channel por desconocimiento acerca del proceso de traspaso entre compañías. Otros, al entregar sus papeles a la empresa de publicidad, recibieron por respuesta una negativa: “Indicaron que no los recogían porque no estaban en el listado. No se ha explicado quién maneja este listado de los que tienen derecho o no a subrogarse”.

Denuncian haber sufrido presión por presentar o no la documentación ante la carta de Clear Channel con una fecha de plazo, algo que ha provocado dudas y conflictos entre ellos. “No sabemos qué ocurrirá con nosotros el día 2 de abril” concluye la carta.

Fuentes cercanas al conflicto han informado a este medio de que el gigante de la publicidad está creando su estructura paralela de personal. De momento, hay algunos trabajadores a los que les han comunicado que perderán su trabajo porque actualmente ocupan una plaza que ya está cubierta en Clear Channel.

Clear Channel se defiende

Una portavoz de la compañía ganadora del concurso asegura que el proceso de subrogación se está realizando con todas las garantías legales y procedimentales, con la máxima transparencia y en “plena colaboración” con el comité de empresa de Movement.

Sostiene que la situación atiende a la obligación legal definida en el Artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores. Una subrogación que afecta al 100% de los empleados de la subcontrata. “El contrato entre Clear Channel y Movement Barcelona regula expresamente la subrogación de estos trabajadores a la finalización de la relación entre ambas partes, que se producirá el 31 de marzo de 2017 conforme a lo pactado en el propio contrato”.

Asegura que, de esta forma, da también respuesta a la petición del Ayuntamiento de Barcelona de garantizar el empleo de la actual plantilla del Bicing.