Menú Buscar
La sede central de Agbar en Barcelona, la Ciudad del Agua situada en la Zona Franca / CG

Los trabajadores de Agbar se reivindican en una nueva asociación

La plantilla da forma a una entidad que busca “defender el hub tecnológico” de la gestión del agua de Barcelona

12.11.2019 13:28 h.
4 min

La Asociación de Profesionales de Agbar han anunciado que la entidad echa a andar con el objetivo de reivindicar su trabajo. Encabezada por la ingeniera Marina Arnaldos, deja claro que las “decisiones de hoy nos afectarán de forma drástica en el futuro, no es el momento de experimentos ideológicos”.

Esta declaración tiene lugar tras años en que “de forma reiterada y sostenida, desde varios ámbitos políticos del Ayuntamiento de Barcelona y de Área Metropolitana se cuestiona nuestra profesionalidad” al mismo tiempo en que “se da impulso a una estrategia que persigue eliminar la presencia de nuestro grupo” en la ciudad. Según la entidad de profesionales, la hoja de ruta tomada “obedece a posicionamientos meramente ideológicos que no responden a criterios técnicos, de eficiencia ni económicos ni sociales en relación al servicio público que prestamos a la ciudad”.

Asedio administrativo

El grupo lamenta las  “constantes medidas de asedio administrativo a las empresas del grupo” y las “campañas públicas de difamación mediática, los anuncios de consultas populistas alrededor del agua y, en general, una manipulación injusta que afecta a la percepción de nuestro trabajo y compromiso con la ciudad”. Señala, asimismo, que esto “afecta y entristece de forma profunda a nuestras familias”.

Recuerda que en los últimos años se han invertido más de 60 millones en la red de distribución y otros 4,9 millones en proyectos de innovación, cuyo impacto ciudadanos supera a los 22 millones. Además, los proyectos de investigación están valorados en 25,6 millones y conllevan la colaboración de 356 partners entre universidades, centros tecnológicos, administraciones públicas y otras empresas del sector.

Colaboración público-privada

Por todo ello dejan clara su defensa del “modelo Barcelona basado en la colaboración público-privado” que ha llevado a que el servicio de la ciudad sea considerado un “hub de referencia internacional de la gestión del agua” que resulta un “motor de actividad económica, generación de oportunidades laborales --especialmente para los jóvenes con empleos cualificados-- y de proyección mundial”.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un encuentro con agentes económicos de la ciudad / AJ BCN
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un encuentro con agentes económicos de la ciudad / AJ BCN

Señala que sólo en lo que llevamos de año más de 7.000 expertos de todo el mundo han visitado las instalaciones del grupo para “conocer de primera mano cómo funciona y qué innovaciones aportan los profesionales”. Sacan pecho de cómo se abordan los retos de construir ciudades inteligentes y con menos recursos disponibles por la crisis climática en ciernes.

Sumar a más trabajadores

Además de mostrar su malestar con el tracto público que reciben del grupo Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau que no es mencionado en ningún momento de su presentación, los responsables de la entidad señalan que quieren mostrarla al público. En breve lanzarán jornadas informativas internas para ampliar la base social de la asociación.