Menú Buscar
El presidente de Toyota, Shigeki Tomoyama (d), junto al máximo ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi (i) / TOYOTA

Toyota invertirá 428 millones en Uber para desarrollar sus coches autónomos

El fabricante nipón intenta alcanzar a sus rivales en la nueva tecnología gracias a la alianza que acaba de anunciar

3 min

Toyota Motor ha anunciado que invertirá 428 millones de euros al tipo de cambio actual (500 millones de dólares) en Uber Technologies para desarrollar sus coches autónomos. El primer grupo de la automoción mundial quiere alcanzar a sus rivales en los avances en este ámbito, uno de los que marcarán en futuro del sector junto a la conectividad y el coche eléctrico.

En un comunicado, las dos compañías aseguran que trabajarán para “llevar al mercado el transporte compartido autónomo como servicio de movilidad”. La tecnología de la que ya disponen ambas compañías se pondrá en común para preparar su propuesta en un cambio en el mercado que se espera a medio plazo.

Primeros coches en 2021

Para el presidente de Toyota, Shigeki Tomoyama, la alianza supone el primer paso de la transformación de la empresa en una “compañía de servicios de movilidad”. Dara Khosrowshahi, máximo responsable de Uber, la colaboración le permitirá no sólo avanzar desde el punto de vista tecnológico, también en la “seguridad” de los vehículos.

La empresa de San Francisco tiene previsto que en 2021 lleguen sus primeros coches sin conductor a las calles. Se usará el modelo de Toyota Sienna, una furgoneta de pequeñas dimensiones.

Segunda inversión de Toyota

No es la primera ocasión en que Toyota invierte en Uber para potenciar la innovación en este sentido. En 2016 la multinacional nipona ya dio un primer espaldarazo a la estadounidense, aunque el montante final nunca se desveló.

El nuevo anuncio da alas a los planes de Uber en conducción autónoma. El atropello mortal que tuvo lugar en Arizona el pasado marzo con un vehículo en pruebas propició que se suspendieran las pruebas sobre este tipo de vehículos. Ahora, se espera que se activen de nuevo.

Planes de las compañías

Más allá del desarrollo tecnológico, la compañía estadounidense está inmersa en su proceso de dar el salto al parqué. Se espera que toque la campana en 2019. El apoyo económico de Toyota toma el relevo del grupo de telecomunicaciones SoftBank, que en enero se hizo con el 15% de la compañía por 6.592 millones de euros (7.700 millones de dólares). Se convirtió de esta forma en su primer accionista.

En cuanto al fabricante nipón, no centra exclusivamente en esta alianza su transformación en una firma de servicios de movilidad. Anunció en junio una inversión de 856 millones de euros (1.000 millones de dólares) en Grab, una firma con sede en Singapur que opera en el sureste asiático.