Menú Buscar
El presidente de Numintec, José María Torres, que llama a los opositores a la ANC en la Cámara de Comercio de Barcelona se unan / CG

Torres reclama unidad a los opositores a Canadell en la Cámara de Comercio

El empresario carga contra la politización del equipo de la ANC y exige que la organización empresarial recupere su neutralidad histórica

29.11.2019 12:31 h.
7 min

El presidente de Numintec, José María Torres, ha hecho un llamamiento a la unidad en la Cámara de Comercio de Barcelona para que todos los empresarios que no están de acuerdo con la politización que impone la ANC conformen un movimiento opositor. El empresario, que ha remarcado que todo su planteamiento lo hace a título individual y no en nombre de Pimec, afirma que es necesario “luchar” para que la organización se centre “en su función, que es la de defender el interés general de las empresas” y deje de lado las reivindicaciones partidistas. “La política, en el Congreso y en el Parlament”, ha sentenciado.

Reconoce que la distribución actual del plenario hace inviable sacar adelante una eventual moción de censura, extremo que ni siquiera se ha llegado a plantear. El equipo liderado por Joan Canadell controla de forma directa 31 votos y cerró un pacto con el Gremio de Hoteles de Barcelona para que ocupe una de las llamadas sillas de plata a cambio de quedarse con el control de la principal institución turística de la ciudad. Torres afirma que a la entidad nombró en contrapartida “a una persona afín” en el máximo órgano de gobierno de la organización, por lo que se amplía la mayoría independentista.

Activismo de Canadell

Ha rechazado el camino iniciado por Eines de País para marcar un nuevo rumbo en la Cámara. Afirma que “ganar unas elecciones no te legitima para incumplir con la máxima de la institución, que es la de defender el interés de las empresas” y rechaza el plan para transformar la Cámara de Comercio de Barcelona en “un objeto político”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell / EUROPA PRESS
El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell / EUROPA PRESS

Se ha mostrado dolido con algunos de los pronunciamientos del presidente, especialmente por su prolija actividad en redes sociales a favor del procés y la independencia. “Ha llegado a preguntar quién se puede sentir orgulloso de sentirse español”, ha destacado, “pues yo le respondo que me siento muy orgulloso de ser español, igual que catalán y de vivir dentro de la Unión Europea”. “A mi esta pregunta me ofendió”, ha remarcado, “y cuando me insultan al llamarme unionista me siento orgulloso, a mi siempre me ha sonado mejor la palabra unir que la de separar”.

Rigurosidad en los pronunciamientos

Afirma que nunca “ha hecho un comentario público ni en contra del independentismo ni de nadie” y reclama que el activismo político se limite en las personas que ocupan un cargo institucional como Canadell. En cuanto a las políticas que ha emprendido en los escasos cinco meses que lleva frente de la institución, como las consultas que ha puesto en marcha, exige “rigurosidad” en su sentido más amplio. 

“¿Qué porcentaje de empresarios deben votar en una encuesta?”, inquiere el empresario a coalición de una de las acciones de propaganda del equipo de Eines de País. Afirmar que el “76% de las empresas catalanas son independentistas” con una consulta respondida por 1.650 empresas, cuando el censo supera las 420.000 compañías. Torres reivindica que estas apreciaciones de claro perfil procesista, en el que los independentistas barren a favor de sus tesis, lastran la credibilidad del prestigiosos Departamento de Estudios de la Cámara de Comercio de Barcelona que encabeza Joan Ramón Rovira.

Plenos abiertos

Entre las propuestas que pone sobre la mesa, reitera la necesidad de lanzar una consulta específica sobre los motivos de la “desafección de las empresas con la Cámara de Comercio de Barcelona”, además de exigir mayor transparencia en los órganos de toma de decisiones de la organización de dinamización empresarial. Por ello, anuncia que en el próximo pleno reclamará que las sesiones “sean abiertas y se transmitan en streaming. Busca acabar así con el presunto secretismo con el que se deben dar las deliberaciones en un foro con 60 representantes. 

La Casa Llotja de Mar, el edificio histórico de la Cámara de Comercio de Barcelona, la institución cuyas elecciones toman el camino de la impugnación / CG
La Casa Llotja de Mar, el edificio histórico de la Cámara de Comercio de Barcelona, la institución cuyas elecciones toman el camino de la impugnación / CG

De Canadell, le afea que haya declinado reunirse con él a pesar de que le ha reclamado un encuentro “en varias ocasiones en los últimos cinco meses”. Con todo, ha reconocido posicionamientos positivos del independentista. Entre ellos, la actitud institucional que mantuvo a lo largo de la sesión plenaria del miércoles pasado

Financiación cameral

También reconoce y reivindica la reclamación de fondos públicos para sostener las cuentas camerales. Apoya la tesis de que “si somos de interés público, es importante que el Estado otorgue algún tipo de subvención”, hecho que descarga a la Generalitat de tener que soportar este gasto. Lo mismo ocurre con la demanda de que se “centralice toda la actividad de promoción internacional a través de las cámaras de comercio”, otro cambio que se debería en todo el país y no sólo en Cataluña. 

Torres defiende que es este el camino que debe seguir la cúpula de la institución. Una dirección que no es plural, ya que el “Comité Ejecutivo sólo está conformado por gente de la ANC”, y que debería escuchar y aceptar la pluralidad de la institución. La única fórmula, según su punto de vista, de contribuir en acabar con la crispación social que se vive en Cataluña y que permea en todos sus ámbitos, también el empresarial, como otra derivada del procés.