Menú Buscar
Torres compra un terreno de 5.000 hectáreas en la Patagonia chilena para combatir el cambio climático

Torres lucha contra el cambio climático con la plantación de árboles en la Patagonia chilena

La bodega ha adquirido una finca de más de 5.000 hectáreas en la zona más austral del país sudamericano

3 min

La compañía Familia Torres se compromete contra el cambio climático. La empresa ha adquirido recientemente una extensa propiedad en la Patagonia chilena de 5.000 hectáreas en la que plantará árboles para mitigar los efectos de este fenónemo global que amenaza la fauna y ecosistema.

El fundo, situado en la provincia de Aysén y conocido con el nombre de Los Cóndores, se destinará a la plantación de bosques con "un doble objetivo": "compensar, con esfuerzos propios, la huella de carbono de la bodega, y recuperar el paisaje forestal que históricamente caracterizaba estas tierras", han explicado mediante una nota informativa. 

Responsabilidad social

Se trata de una actuación más con la responsabilidad social que asumen como empresa. El presidente de las bodegas, Miguel A. Torres ha expresado que "tanto en Chile como en España, contamos con una gran superficie forestal que nos permite preservar el paisaje y cuidar el medio ambiente. Plantar bosques en determinadas zonas nos ayudará también a reducir aún más nuestras emisiones de CO2 e ir más allá en nuestro compromiso medioambiental”.

Los Cóndores’ es una finca de uso ganadero, con la vegetación típica de pradera esteparia y lagunas con abundantes aves. La llegada de los colonos a finales del siglo XIX habría provocado la substitución de los bosques de esta zona por praderas. La intención de Familia Torres es reforestar estas tierras, preservando la flora y fauna locales.

A finales del 2016, ya adquirió con la misma intención una finca de 740 hectáreas en la provincia de Coyhaique de la Patagonia chilena, en una zona llamada Altos de Ñirehuao. 

Torres & Earth

Los bosques contribuyen a la lucha contra el cambio climático por su capacidad de capturar CO2 de la atmósfera y almacenar el carbono en forma de biomasa (tronco, ramas, cortezas y raíces). Cerca de la mitad de la materia seca de la planta es carbono. El árbol captura más CO2 en su etapa de crecimiento, hasta llegar a la plena madurez. La gestión forestal sostenible garantiza la persistencia, mejora, crecimiento y renovación de la masa forestal, y permite una retención permanente en el tiempo del carbono.

Este compromiso queda reflejado en el programa Torres & Earth, que tiene como principal objetivo disminuir la huella de carbono de la bodega del Penedès para mitigar los efectos del cambio climático. La reducción de emisiones de CO2 por botella de Familia Torres en todo su alcance, desde el viñedo al transporte final, se situó en 2017 en un 25,4% con respecto al 2008, con el objetivo de llegar al 30% de reducción en 2020.