Menú Buscar
El bodeguero Miguel A. Torres junto al director de UNEF, José Donoso, en rueda de prensa

Torres critica al Gobierno por el maltrato a las energías renovables

La bodega del Penedès invirtió 465.000 euros en una instalación fotovoltaica hace un año, pero no puede operar aún por falta de permisos

27.07.2017 15:20 h.
4 min

“Algunos se preguntarán por qué el interés de Torres en tratar de reducir las emisiones y la respuesta es muy sencilla: vivimos de la tierra, las cepas nos hacen las uvas y con las uvas hacemos el vino. Y con el aumento de temperaturas cada vez será más difícil mantener la calidad de los vinos”, así simplificaba este mediodía Miguel A. Torres, presidente de Bodegas Torres, la necesidad que tiene la empresa de impulsar un cambio en las políticas medioambientales que “favorecerá a todos”.

El reclamo del bodeguero –que asegura representa los intereses de muchas otras empresas del sector— surge a partir de la inversión que realizaron en agosto de 2016 de 465.000 euros en una instalación fotovoltaica (para conseguir energía limpia y renovable a través del sol), y que aún no se ha conseguido implementar debido a las barreras del Gobierno. A diferencia de lo que ocurre en España, las placas fotovoltaicas que Bodegas Torres ha colocado en sus instalaciones de Chile y California “no tienen ningún problema”, asegura el empresario.

Vacío legal

En rueda de prensa, el director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, ha explicado que la principal barrera reside en “la falta de claridad en la regulación de energía fotovoltaica, esto genera indefensión”.

Donoso ha indicado que la existencia de un “vacío legal” provoca que cada compañía y cada comunidad autónoma haga “lo que quiera” respecto de la aplicación de las regulaciones, y ha asegurado que con este asunto “nadie se moja”.

Beneficio para los consumidores

Las empresas podrían ser actores activos en la lucha contra el cambio climático si se apostara por el autoconsumo fotovoltaico, que es la posibilidad de que las compañías renueven la propia energía que utilizan, con paneles solares.

El autoconsumo, han señalado los expertos, puede además contribuir a abaratar el precio de la energía para todos los consumidores. Donoso asegura que incluso el ciudadano medio “ahorraría ya que el autoconsumo, como toda renovable, baja el consumo”.

Falta de interés

Torres ha insinuado en rueda de prensa que el cambio climático y las energías renovables “no ayudan a ganar votos”, y es por esto que a pesar de haber mantenido conversaciones con las partes responsables de la Generalitat, Endesa y hasta el ministro de Energía, Álvaro Nadal, no ha conseguido reunir el interés necesario para poder implementar correctamente el autoconsumo en su empresa.

Por su parte, Donoso ha puntualizado que no solo el poder político sino la misma sociedad, los consumidores, deben tomar más conciencia de la necesidad de luchar contra el cambio climático.