Menú Buscar
Quim Torra ante una farmacia que vende mascarillas / CG

Quim Torra traslada ahora el caos a las farmacias catalanas

El 'president' anuncia el reparto de 14 millones de mascarillas a partir del martes sin haberlas distribuido y el Colegio de Farmacéuticos trata de arreglar el desaguisado

8 min

Caos en las farmacias de Cataluña. El presidente Quim Torra ha dejado vendidas a las boticas de la región al anunciar que estos comercios repartirán 14 millones de mascarillas contra el virus SARS-CoV-2 a partir del próximo martes. Lo ha avanzado el president en una entrevista el jueves sin que los fungibles hayan llegado a las boticas y sin que estas tuvieran noticia alguna. Ello ha provocado incertidumbre en las oficinas de farmacia, un goteo de ciudadanos que reclaman su cubrebocas --y no lo encuentran-- y la estupefacción del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), que el jueves por la tarde trataba de arreglar el desaguisado provocado por el anuncio en prime time.

A preguntas de este medio, un portavoz de la institución colegial ha indicado que se encuentran trabajando con el Departamento catalán de Salud para gestionar el reparto de las 14 millones de mascarillas a toda la autonomía. Tocan a dos por ciudadano, una gratis y la seguna con coste, y estarán asignadas con la tarjeta sanitaria individual (TSI). En Cataluña hay más de siete millones de tarjetas. Torra ha soltado la información-bomba por la mañana en una entrevista en RAC1. La consejera de Salud, Alba Vergés, ha matizado el anuncio por la tarde, aclarando que el material "se empezará" a repartir el martes, con una primera remesa de 100.000 mascarillas. "El resto llegará de manera gradual", ha admitido la consellera independentista.

 

Farmacéuticos guardan un minuto de silencio por sus compañeros fallecidos (01/04/2020) / EP

"Más tiempo"

Horas después, en un comunicado [leer aquí], el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña ha admitido que la fecha del martes dada por Torra "imposibilita poder garantizar dos aspectos logísticos fundamentales: que todas estas mascarillas lleguen a las farmacias el mismo martes y que la dispensación se pueda hacer mediante el sistema de receta electrónica". En la nota, el ente de coordinación consigna que "este primer pedido es insuficiente para alcanzar a toda la población", por lo que pide "tranquilidad y responsabilidad" a los ciudadanos y que "no rompan su confinamiento para venir a buscar la mascarilla".

¿Y al Govern? Los colegios farmacéuticos de Cataluña exigen al Ejecutivo "más margen". ¿Para qué? "Para tener más volumen de mascarillas en las farmacias, evitando un colapso no deseado, y más tiempo para organizar la logística". Según el organismo coordinador, "necesitamos el apoyo de las administraciones sanitarias para garantizar que esta distribución de mascarillas se haga de manera ordenada, gradual y trazable, sin poner en riesgo a los profesionales sanitarios que están implicados".

Cabreo en el colegio

Así, oficialmente, el colegio se encuentra "gestionando" el aprovisionamiento. En otro comunicado interno al que ha podido acceder este medio, el ente colegial que preside Jordi de Dalmases recalca a los asociados que el reparto es, en realidad, una iniciativa privada del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña con el apoyo de la Cámara de Comercio de Barcelona (CCB). El Govern solo ha coordinado la entrega. Así pues, el president Torra ha vendido en una entrevista en hora punta una iniciativa de lucha contra la pandemia que no ha impulsado su Ejecutivo. Es más, ha dado la información sabiendo que las farmacias no tienen las mascarillas. El reparto, si llega, debe efectuarse en cuatro festivos: entre este Viernes Santo y el martes, ya que el Lunes de Pascua no es laborable en Cataluña.

¿Llegarán las mascarillas a las farmacias? Lo factual es que el president ha provocado una zozobra en el sector farmacéutico. La nota interna del Colegio de Farmacéuticos indica que el material llegará a las 3.227 boticas catalanas "próximamente". Sin decirlo, el comunicado del ente colegial se desmarca del anuncio de Torra, ya que agradece la colaboración a la patronal Fedefarma y a Hartmann, Cofares y Hefame. Con respecto a los políticos, la institución consigna solo las "declaraciones", en plural, sobre las que señala que "estamos en contacto con el Departamento de Salud para confirmar las fechas, que os trasladaremos tan pronto como podamos". O sea, no le concede más protagonismo que el declarativo.

Farmacéuticos: "Será un caos"

Farmacéuticos de a pie consultados por este medio han avisado de la dura semana que espera al sector tras las declaraciones del presidente catalán y la consejera de Salud. "Será un caos. El martes [día de vuelta al trabajo para los sectores que permite el decreto 463/2020 de estado de alarma], la gente se agolpará en los comercios ya sea para comprar o para preguntar. Los ciudadanos tendrán muchas dudas. Tengamos mascarillas o no, habrá solo colas y más colas", ha lamentado el titular de una farmacia de Barcelona. Las colas de ciudadanos llegarán, además, cuando las oficinas no cuentan con toda la protección deseable contra el SARS-CoV-2. "Nos prometieron cubrebocas FFP3 de uso personal. Nos han llegado solo tres mascarillas para siete empleados y son quirúrgicas", ha criticado la misma fuente.

De hecho, en la tarde del jueves las farmacias se han encontrado con las preguntas de algunos de sus clientes sobre la cuestión, de la que ellas no tenían ni idea. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcela (COFB) había lanzado un críptico SMS a las 15 horas en el que trataba de paliar el desastre desatado por Quim Torra.

La consejera Vergés ha aportado más datos que Torra. El material está pensado para que los ciudadanos de sectores esenciales puedan reincorporarse al trabajo tras el confinamiento reforzado, que termina el lunes 13, martes 14 en Cataluña si se tiene en cuenta el festivo del Lunes de Pascua. El Govern ve "imprudente" acabar con la reclusión total pese a que los técnicos del Gobierno lo avalan, la patronal Foment del Treball también lo pide y el experto asesor de la Generalitat en desconfinamiento, el virólogo Oriol Mitjà, lo contempla también en su plan maestro.