Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell / CÁMARA BARCELONA

Torra premia a las cámaras de comercio con 2,5 millones de euros

El Govern sigue adelante, tras el cese de la consejera Chacón, con su plan para ayudar al independentista Joan Canadell

3 min

La quinta marcha y en pleno descenso. Es lo que ya ha comenzado a hacer el Govern de Quim Torra, tras el cambio de tres de sus consejeros la pasada semana. Este mismo martes, en el Consell Executiu, la consejera Budó ha anunciado la subvención de 2,5 millones de euros a las cámaras de comercio, con la intención de beneficiar de forma principal a la Cámara de Comercio de Barcelona, que preside el activista independentista Joan Canadell.

Las reticencias de la anterior consejera de Empresa, Àngels Chacón, se han superado con facilidad. Con el nombramiento del nuevo responsable, Ramon Tremosa, la intención es mantener los planes iniciales y sacar adelante el decreto sobre las cámaras de comercio que otorgarán a estos organismos empresariales la representación institucional que está reservada, en la Constitución y en el Estatut, para los agentes económicos y sociales: patronales y sindicatos.

Joan Canadell / CAMBRA
Joan Canadell / CAMBRA

El compromiso de Torra

La consejera portavoz, Meritxell Budó, ha considerado que la subvención debe entenderse como una solución derivada de la crisis del Covid: “Esta subvención de 2,5 millones de euros a las cámaras de comercio tiene como objetivo ofrecer una respuesta a las necesidades empresariales motivadas por el impacto del Covid en la actividad económica”. Pero esa primera medida se desea acompañar con una ley de cámaras de comercio, que Chacón trataba de “conciliar” con sindicatos y patronales la pasada semana.

La subvención la anunció el propio Quim Torra el pasado mes de julio, junto con el compromiso de aprobar un decreto rápido sobre la ley de cámaras, ante el desconocimiento de la consejera Chacón, que, desde ese instante, intentó acercar posiciones frente a la total oposición de las patronales y de los sindicatos.

Los agentes económicos y sociales llegaron a enviar una carta a Torra, con un dictamen jurídico en el que se cuestionaba el decreto ley y los principales argumentos del presidente de la Generalitat, que se ha puesto al lado de Joan Canadell, que comparte su proyecto independentista.