Menú Buscar
Yoshihide Suga, secretario del Gobierno japonés en una imagen de archivo

Tokio sale en defensa de Toyota tras las amenazas de Donald Trump

El presidente electo también insta por Twitter al fabricante japonés a que no trate de vender en EEUU coches fabricados en México

4 min

El Gobierno japonés ha salido en defensa del grupo Toyota, al que ha definido como un "ciudadano corporativo importante" de Estados Unidos, después de que el presidente electo Donald Trump amenazara a la empresa con un fuerte arancel si fabrica sus modelos Corolla para el mercado estadounidense en su planta en México.

Trump ha criticado en repetidas ocasiones a las empresas estadounidenses por el uso de fábricas de menor coste en el extranjero a expensas de los puestos de trabajo en su país.

Los precedentes

Esta semana, Ford Motor Co dio marcha atrás en sus planes de construir una planta de ensamblaje en México, valorada en 1.600 millones de dólares, tras la duras críticas de Trump.

Pero este es el primer ataque de Trump contra una automovilística extranjera. "Toyota Motor dijo que levantará una nueva factoría en Baja, México, para construir los autos Corolla para EEUU. ¡DE NINGUNA MANERA! Construya la planta en EEUU si no quiere pagar un gran impuesto en la frontera", escribió Trump el jueves en Twitter.

Repercusión en bolsa

Las acciones de Toyota llegaron a caer más de un 3% antes de recuperarse, y los títulos de Honda y Nissan restaban cerca de un 2%, aun después de que el Gobierno japonés y los analistas trataron de minimizar el impacto del ataque.

El secretario del Gabinete, Yoshihide Suga, ha dicho hoy a la prensa que Toyota es un "ciudadano corporativo importante", mientras que el ministro de Comercio, Hiroshige Seko, destacó la contribución de las empresas japonesas al empleo en Estados Unidos.

Un impacto relativo

"Creemos que el impacto en el rendimiento del negocio es limitado", dijo Akira Kishimoto, analista de JP Morgan, en una nota. "Se necesita un juicio frío", agregó.

La exposición de Toyota a México es limitada, dijo Kishimoto, añadiendo que incluso un "caso extremo" de un arancel de un 20% impactaría a su ganancia operativa en torno a un 6%. Trump ha amenazado con un arancel de un 35% para los coches importados desde México.   

Toyota es sólo uno de un numeroso grupo de empresas que operan en México. Cuenta con una planta de ensamblaje en Baja California, donde produce la camioneta Tacoma, y donde podría aumentar la producción.

Trump se confundió

En su mensaje en Twitter, sin embargo, Trump confundió la planta existente de Toyota en Baja con una instalación en Guanajuato que se comenzó a construir en noviembre y contempla una inversión de 1.000 millones de dólares.

Baja produce cerca de 100.000 camionetas pickup y plataformas de carga al año, incluido el modelo Tacoma. En septiembre, Toyota dijo que aumentaría su producción de camionetas pickup en más de 60.000 unidades al año.

La planta de Guanajuato fabricará el modelo Corolla y tendrá una capacidad de 200.000 unidades cuando entre en funcionamiento en el 2019, trasladando la producción del vehículo pequeño desde Canadá.

Otras automovilísticas japonesas también tienen plantas en México. Nissan tiene dos, que producen 830.000 unidades al año a marzo. Honda opera dos plantas de ensamblaje y motores en México con una capacidad anual total de 263.000 vehículos. También tiene una planta de transmisiones con una capacidad anual de 350.000 unidades.