Menú Buscar
Las comisiones para un préstamo: ¿me pueden salir muy caras?

¿Tipos bajos? Un buen momento para la financiación con condiciones

Los intereses asociados a los préstamo o créditos han caído, aunque los productos vinculados pueden incrementar el coste final

Olivia Feldman (Helpmycash)
3 min

El importe de los préstamos personales concedidos en junio alcanzó los 2.267 millones de euros, la cifra más elevada desde mayo de 2010, según el Banco de España. Se trata del cuarto mes consecutivo en el que se supera la barrera de los dos mil millones, algo que no ocurría desde hace seis años. 

El aumento del importe al que han tenido acceso las familias españolas ha venido acompañado de una tendencia a la baja en los tipos de interés. En junio, el tipo de interés medio fue del 7,65%, un recorte de 0,13 puntos porcentuales con respecto al mismo mes del pasado año. Los créditos al consumo firmados en mayo y abril también registraron unas condiciones de financiación más ventajosas para los particulares que el año anterior.

La rebaja del coste de la financiación también se ha notado en la tasa anual equivalente (TAE) que se aplica sobre los préstamos, que en junio registró una rebaja interanual de 0,56 puntos porcentuales.

Efecto de las medidas del BCE

Parece ser que los efectos de las medidas del BCE empiezan a notarse en los hogares que necesitan financiación, que han visto como la concesión ha aumentado y los precios han bajado.

No obstante, no todo son buenas noticias. Los tipos oficiales en mínimos históricos han perjudicado a los ahorradores, que han visto como las rentabilidades de los productos de ahorro clásicos caían hasta mínimos insospechados, señalan desde el comparador HelpMyCash.com.

Penalización al ahorro

El horizonte de tipos de interés raquíticos que se presenta parece pronosticar una Europa en la que los ahorradores se verán gravemente perjudicados, mientras que los que buscan financiación tendrán mayores facilidades de acceso al crédito y, sobre todo, con costes más reducidos.

No se debe olvidar, no obstante, que antes de firmar un crédito o un préstamo no vale en mirar solo el tipo que se aplicará sobre el principal. Las comisiones y los productos vinculados son sumamente importantes porque pueden encarecerlo, especialmente en un momento en el que la banca intenta compensar la baja rentabilidad del sector con la comercialización de otros productos (seguros, planes de pensiones, etc.).

Qué se debe mirar

Si se necesita un préstamo, lo ideal es que tenga un tipo de interés por debajo de la media, sin comisiones --especialmente de apertura, estudio y amortización anticipada--, y que esté exento de productos vinculados o, como mucho, que tenga solo uno. De esta forma, se evitará pagar de más.

Actualmente, los mejores préstamos del mercado actual cumplen con las premisas anteriores: es el caso del Crédito Proyecto de Cofidis (desde el 4,95 % TIN) o del Préstamo Personal de Cetelem (desde el 5,95 % TIN). Ambos sin comisiones y sin productos extra.