Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las oficinas del Banco Popular tienen los días contados, por cierres y por la definitiva unificación en la 'marca Santander' / EFE

¿Tiene futuro la red de oficinas bancarias actual?

El 70% de los menores de 44 años ya gestionan sus finanzas casi de forma exclusiva a través de los servicios ‘on line’

4 min

La banca on line gana cada vez más terreno en el mercado hasta el punto de que en España ya contamos con más de 10 entidades que operan únicamente a través de Internet. Algunos de estos bancos tienen años de experiencia y han conseguido consolidarse, entre los más conocidos estan Openbank, Evo Banco o ING Direct. De hecho, prácticamente todas las entidades tradicionales han visto la necesidad de adaptarse a las nuevas tecnologías y muchas han lanzado una marca online, como explican desde el comparador de bancos HelpMyCash.com.

Sin embargo, durante 2016 hemos visto cómo algunas de estas filiales han ido desapareciendo del mapa. Hablamos de Uno-e, que próximamente se fusionará con BBVA, Bankialink, que el próximo 22 de octubre se integrará a Bankia o de Tookam, la marca de Bankoa que nació hace poco más de un año y ya ha desaparecido del todo.

Banca dual para dar mejor servicio a los clientes

El fracaso de tres entidades on line en menos de un año podría inducir a pensar que los españoles prefieren seguir operando de la forma tradicional, acudiendo a la oficina. Sin embargo, tanto los usuarios de la banca a través de Internet como la confianza en ella son cada vez mayores. Así lo demuestra un informe de BBVA Research, que asegura que el 70% de los menores de 44 años ya gestionan sus finanzas de manera on line.

No obstante, el éxito o fracaso de las entidades no tiene nada que ver con el cambio de hábitos en la forma de operar. Segmentar a los clientes ya no tiene sentido. Los usuarios no tienen que elegir entre bancos on line o bancos tradicionales, porque pueden encontrar las dos modalidades en una misma entidad, por lo que no es necesario trasladarse cuando se pueden realizar prácticamente todas las operaciones a través de las plataformas web o las apps móvil.

El ‘smartphone’ como protagonista

Una herramienta que se ha implantado plenamente en nuestras vidas y, como es lógico, se está convirtiendo en una pieza clave en el mundo de la banca, es el smartphone. De hecho, el uso del móvil supera el del ordenador portátil, un 82,2% frente a un 78,2%, según un estudio de la Fundación Telefónica.

Los bancos han querido adaptarse a esta situación y, la mayoría, han lanzado apps móvil con las que se puede hacer cualquier gestión económica las 24 horas al día desde cualquier parte del mundo. Según el Informe Fintech 2016 de PwC, en 2020 más del 60% de los clientes accederá a los servicios a través de las aplicaciones móviles, por lo que el principal objetivo es cazar la generación millennial, la generación que más utiliza el smartphone.