Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Aeropuerto de El Prat, cuyos comerciantes están afectados por la pandemia / EP

Las tiendas de aeropuertos avisan a Aena de cierres por los costes de alquiler

Los comercios reclaman una moratoria de las rentas y acusan al gestor de falta de diálogo

3 min

Los comercios de los aeropuertos han advertido a Aena de que tendrán que cerrar si no se aplica una flexibilización de las condiciones para hacer frente a los arrendamientos. Las tiendas han alertado de que la ausencia de pasajeros y la imposibilidad de buscar alternativas ha puesto en una encrucijada sus negocios.

Aena y los arrendatarios mantienen conversaciones abiertas desde el pasado marzo. De hecho, algunos comercios ya han acudido a la justicia, mientras que otros han optado por la vía de la negociación para hallar una solución. Mientras tanto, algunas de las tiendas y restaurantes siguen cerrados desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

Cobro de arrendamientos pendientes

Tras la aprobación del Real Decreto-ley 35/2020 de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio, Anea informó a los arrendatarios de que se cobrarán los alquileres pendientes durante el estado de alarma, tal y como explican los afectados. La norma establece que en el caso de que el propietario sea un gran tenedor (10 o más locales), el cliente que sea pyme o autónomo podrá optar por una reducción del 50% del precio durante el tiempo que dure el estado de alarma, sus prórrogas, y hasta un plazo máximo de cuatro meses adicionales a contar desde la finalización. 

No obstante, los portavoces del sector han manifestado que las pérdidas rebasan el 75% de las ventas y superan las de otros negocios de calle y centros comerciales. Además, sostienen que la recuperación del tráfico aéreo va a ser lenta y que hasta 2024 no se recuperarán los números de pasajeros de 2019.

Afirman también que a pesar de que la propuesta de Aena conlleva una reducción del 50% de las rentas de los locales, esos importes supondrán un 60% de las ventas. Por todo ello, advierten de que si la empresa pública ejecuta el plan anunciado, muchas de las empresas y cadenas de tiendas no podrán hacer frente al pago de la renta pendiente. Reclaman más tiempo para recuperar sus negocios.