Menú Buscar
Imagen de terrazas sin actividad junto al Port Vell de Barcelona / EFE

El comercio se descuelga del plan de reactivación de Colau

Restauradores y 'botiguers' se desmarcan de la batería de medidas del Ayuntamiento de Barcelona para compensar a bares y restaurantes, aunque tienden la mano con las licencias

4 min

El comercio planta --a medias-- el plan del Ayuntamiento de Barcelona para reactivar bares y restaurantes a partir del inicio de la fase 1, cuando se reabran las terrazas a mitad de capacidad. El Gremio de Restauración, Fundación Barcelona Comerç y Barcelona Oberta se han desmarcado hoy miércoles, 20 de mayo, de la bateria de medidas para aliviar fiscalmente a los establecimientos y reforzar su operativa. ¿Por qué? "Porque algunas de nuestras principales enmiendas no se han aceptado. El plan no cuenta con nuestro aval", han manifestado.

En un comunicado público, las organizaciones de restauradores y botiguers han avanzado que las medidas de protección al comercio que aplicará el ayuntamiento cuando arranque la fase 1 de la desescalada --el lunes 25 de mayo salvo sorpresa-- no son las suyas. "Es una lástima que el principio de acuerdo, que tan bien recibió el sector y la oposición, no se plasme en un documento elaborado entre todos", ha manifestado Roger Pallarols, presidente del Gremio de Restauración

Mano tendida con las licencias

La organización empresarial valora "positivamente" el hecho de que el gobierno municipal "haya tendido la mano" al sector. Lo que es más, cree el gremio, en representación de las tres asociaciones empresariales, que "al consenso se puede llegar durante la fase de tramitación de licencias".

Ello no es óbice para que los restaurantes y comerciantes discrepen del plan de reactivación que se plasmará en un decreto de alcaldía por parte del ayuntamiento. "Tratamos de hacer entender que algunos de los criterios del decreto son poco realistas y dificultarán la ampliación efectiva de las terrazas [para garantizar el distanciamiento social y, al mismo tiempo, el negocio]", ha señalado el gremio. Este ente alerta de que las nuevas habilitaciones "no serán inmediatas y podrían tardar semanas", ya que algunas de ellas son, mayoritariamente, en calzada". Esta era precisamente una de las "líneas rojas" del ejecutivo local. "Hemos aceptado la ampliación a calzada, pero en muchos casos la única forma de ampliar será la acera. Por ello, esperamos una respuesta positiva ajustada a las particularidades de cada caso", ha apostillado Pallarols.

Bonificación de la tasa

Donde sí ha habido más acuerdo es en el decreto de bonificación de la tasa de terrazas. El impuesto no se cobrará mientras dure el estado de alarma y durante el segundo semestre del año se aplicará un descuento del 75%. Asimismo, bares y restaurantes deberán pagar solo por las mesas que instalen de "forma efectiva". Ello se traduce en que los establecimientos con terrazas aprobadas, éstos pagarán por la mitad de las mesas.

Cabe recordar que tanto las exenciones fiscales como la ampliación temporal de veladores son medidas que ha trabajado el equipo de gobierno municipal con el sector y la oposición para ayudar a reactivar la industria de la restauración de Barcelona. Los comercios han encajado una caída a cero de la facturación desde que España entrara en estado de alarma en marzo. Tras los más de dos meses sin caja, los establecimientos pidieron ayuda a la administración local para recuperar comba, generar riqueza y volver a crear el empleo destruido.