Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los trabajadores autónomos examina el motor de un vehículo / EP

La tercera ola del Covid provocaría el cierre definitivo del 40% de autónomos

Pimec destaca la falta de ayudas directas y la rigidez fiscal como los principales obstáculos para la supervivencia del sector

3 min

La tercera ola del Covid-19 podría dar la puntilla a los autónomos catalanes. Según un estudio de Pimec, el 40,9% de los trabajadores por cuenta propia asegura que se verían obligados a cerrar definitivamente si se produjera un rebrote masivo del coronavirus.

Carme Garcia, vicepresidenta del área de autónomos de la patronal, ha señalado la falta de estímulos y la escasa flexibilidad fiscal como las principales dificultades que ha afrontado el sector durante la crisis sanitaria. "Necesitamos ayudas directas y una política fiscal más justa que procure la supervivencia de los autónomos, que se genere una tasa fija que permita generar un capital para los negocios y que tengan garantía de continuidad", ha reclamado. Así, ha pedido intervenir de forma urgente sobre las cuotas de la Seguridad Social y el aplazamiento del IVA e IRPF.

El 20% de autónomos sigue inactivo

El informe de Pimec aporta más datos preocupantes sobre el rendimiento de los trabajadores autónomos. El nivel de actividad continúa siendo bajo e inferior al conjunto de la economía: el 34,5% de los afectados genera el 50% de ingresos que hace un año. Además, desde septiembre se han duplicado los empresarios que han paralizado toda su actividad (del 9,9% al 18,3%) y el 89,3% manifiesta que cerrará 2020 con menos beneficios que el curso anterior.

Este paso atrás en el último trimestre se debe a las restricciones impuestas por el Govern en colectivos como el ocio nocturno o la restauración. "Sectores como ferias y eventos, ocio en sentido amplio, determinadas franjas de la cultura... no han trabajado apenas desde marzo", ha recordado Ángel Hermosilla, economista y gerente del área institucional de la patronal.

Pesimismo sobre 2021

Los 200 entrevistados por Pimec anticipan un 2021 muy duro que prolongará las dificultades del actual ejercicio. Los encuestados puntúan la coyuntura económica con un 1,8 sobre 5 y ocho de cada diez prevén que tendrán serios problemas de tesorería el próximo año.

En concreto, el 67% de los autónomos sitúa el hundimiento de los pedidos como el principal obstáculo para llegar a fin de mes. Le siguen el pago de impuestos y de las cotizaciones sociales (ambos con el 53,2%), el recibo de la luz (35,12%) y el pago de los alquileres (30,9%). Precisamente, Hermosilla ha destacado estos costes fijos como la "losa" que gravita sobre los trabajadores por cuenta propia. Pimec avisa que si las Administraciones no tienden la mano a los autónomos, el impacto de la pandemia sobre la economía se agravará en 2021.