Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actividad económica se ha disparado en el segundo trimestre / EP

La tercera ola del Covid-19 y el paro hacen caer al PIB un 0,5% hasta marzo

La economía española acumula cinco trimestres consecutivos de caída internanual y rompe la tendencia alcista intertrimestral registrada desde la mitad de 2020

5 min

El producto interior bruto (PIB) de España registró un descenso intertrimestral del 0,5% en el periodo enero-marzo de 2021 como consecuencia de los efectos de la tercera ola del coronavirus, que se tradujo en notables descensos en el consumo y la inversión y un aumento del desempleo.

El avance de datos de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma así los augurios del mercado, que apuntaban a una ruptura de la tendencia alcista observada en los dos últimos trimestres, aunque en el anterior ya se apreció una brusca desaceleración de la recuperación económica.

Cinco trimestres a la baja

En tasa interanual, el PIB reflejó un descenso del 4,3%, notablemente inferior al 8,9% experimentado en los tres últimos meses del pasado ejercicio. No obstante, ya son cinco los trimestres que la economía española acumula con tasas de decrecimiento en términos interanuales por efecto de la pandemia.

La demanda nacional restó 2,6 puntos al PIB interanual, cifra 3,6 puntos superior a la del cuarto trimestre de 2020, mientras que la demanda externa tuvo una aportación negativa de 1,6 puntos, 1,1 puntos más que en el trimestre anterior.

Retroceso del consumo

Entrando en detalle, el consumo de los hogares mostró en el primer trimestre un retroceso interanual del 4%, moderando en más de cinco puntos el descenso del trimestre anterior (-9,4%), en tanto que el gasto público desaceleró su ritmo de crecimiento anual siete décimas, hasta el 3,8%. El gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro, por contra, amplió su contracción ocho décimas, hasta el -1,5%. El deflactor implícito del PIB aumentó en el primer trimestre un 1% respecto al mismo trimestre de 2020, dos décimas más que en el trimestre anterior.

La inversión se redujo un 4,2% interanual en el primer trimestre, moderando en tres puntos el retroceso del último trimestre del año pasado (-7,2%). Por su parte, las exportaciones disminuyeron un 9,5% respecto al primer trimestre de 2020, en contraste con el descenso interanual del 16,3% experimentado en el trimestre anterior. Las importaciones bajaron un 5,2% y venían de decrecer un 9,4% en el último trimestre de 2020.

Ligero avance del sector servicios

Por sectores, el único que elevó su valor añadido bruto en el primer trimestre fue el sector servicios, con un avance del 0,2%. Por contra, el de la construcción cayó un 4,2%; el de la industria retrocedió un 2,1%, y el de la agricultura disminuyó un 2%.

A precios corrientes, el PIB descendió un 3,3% en tasa interanual, tasa 4,9 puntos inferior a la registrada en el cuarto trimestre del año pasado. En concreto, el PIB a precios corrientes se situó en el primer trimestre de 2021 en 287.407 millones de euros, cifra inferior en 2.621 millones a la del cuarto trimestre de 2020 y 28.426 millones de euros por debajo de la del último cuarto de 2019, cuando alcanzó un máximo histórico de 315.833 millones de euros.

343.000 empleos destruidos

El INE señala que la situación provocada por el coronavirus hace que ciertas variables, como las horas efectivamente trabajadas, sean más relevantes en los momentos actuales a la hora de medir la evolución del empleo. El empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, bajó un 2% en el primer trimestre respecto al anterior, tres puntos menos que en los tres meses previos. Los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, crecieron un 1,4% en el primer trimestre, dos décimas más que en el trimestre anterior.

En términos interanuales, las horas trabajadas bajaron un 3,6%, tasa 2,5 puntos superior a la del trimestre anterior, y el empleo retrocedió un 1,9%, moderando en 3,3 puntos la caída del último cuarto de 2020. Ello supone que en un año se han destruido 343.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.