Menú Buscar
Imagen de un rider de una compañía de delivery / EP

Telepizza y Deliveroo ensayan un sistema de entrega sin contacto

Las compañías mantienen sus servicios de entrega a domicilio pero con todas las precauciones sanitarias por el coronavirus

3 min

Telepizza y Deliveroo han puesto en marcha sendos sistemas de entrega de comida a domicilio que evita todo tipo de contacto entre el cliente y el repartidor con el fin de evitar posibles riesgos de contagio del coronavirus.

Para llevar a cabo esta práctica, el usuario abonará el pedido a través de las respectivas páginas webs de las empresas o bien de sus aplicaciones para dispositivos móviles y, posteriormente, la recepción del pedido evitará en todo momento el contacto con la persona encargada de servirlo a domicilio.

Medidas preventivas

En su caso, Telepizza ha decidido cerrar al público desde este sábado todas sus tiendas propias en España, siguiendo las indicaciones de las autoridades, de acuerdo con un comunicado de la compañía. Con respecto a los locales de sus franquiciados, Grupo Telepizza ha recomendado su cierre en aquellas comunidades autónomas en las que no sea obligatorio como "medida preventiva y de responsabilidad colectiva".

La compañía de comida rápida ha explicado que estas medidas permanecerán activas tanto tiempo como "la situación lo requiera", así como que se estudiarán "de forma permanente" nuevas medidas según evolucionen las circunstancias.

A elección

Mientras, Deliveroo ha incorporado una nueva opción en su aplicación que permite tanto a clientes como a repartidores elegir que se realicen entregas sin contacto, como medida de prevención ante el coronavirus.

Con esta medida, los clientes podrán seleccionar en la aplicación la opción de 'entrega sin contacto' cuando finalizan el proceso de compra. Los 'riders' podrán ver que un cliente ha seleccionado esta opción y seguirán un proceso para asegurar que no hay contacto cuando se entregue la comida.

Los 'riders' informarán a los clientes cuando hayan llegado, posteriormente tendrán que colocar la bolsa térmica frente a la puerta, retroceder al menos un metro y esperar a que el cliente recoja el pedido para que este pueda ser completado.