Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete / EP

Telefónica vende a ATC su negocio de torres por 7.700 millones de euros

La enajenación de Telxius Telecom permitirá reducir deuda a la operadora, que se dispara más de un 8% en bolsa tras la operación

Raúl Pozo / José Luis Escalante
4 min

Telefónica ha dado el primer paso en su estrategia de desinversiones para adelgazar su endeudamiento financiero. La compañía ha acordado con el gigante estadounidense American Tower Corporation (ATC) la venta de su negocio de torres de telecomunicaciones por un importe de 7.700 millones de euros.

La operación incluye el negocio en Europa (España y Alemania) y en Latinoamérica (Brasil, Perú, Chile y Argentina), que totaliza cerca de 31.000 emplazamientos, cuya venta se llevará a cabo en dos operaciones por separado. El mercado ha acogido de forma muy positiva la operación, esperada desde hace tiempo, y las acciones de la operadora se han disparado más de un 8% en la apertura. 

Reducción de la deuda

"American Towers era nuestro segundo proveedor tras Telxius", ha explicado el presidente de Telefónica, José Martía Álvarez-Pallete, en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El ejecutivo señala que el grupo seguirá centrado en sus objetivos "más ambiciosos" que son la integración de O2 con Virgin en el Reino Unido, la compra de los activos móviles de Oi en Brasil y la reducción de la deuda".

Precisamente, este último es uno de los principales destinos de la operación en curso, que la compañía prepara desde hace un tiempo. También estuvo interesada en ella Cellnex, aunque finalmente ha sido el grupo norteamericano el que se ha impuesto en la adquisición. Una vez completada la transacción, pendiente ahora de las correspondientes autorizaciones, la deuda financiera neta de la operadora española se reducirá aproximadamente en 4.600 millones de euros.

Plusvalía de 3.500 millones

Telefónica baraja una serie de desinversiones que le permita mejorar su calificación crediticia, que ha sido rebajada en los últimos tiempos por las agencias, precisamente por su elevada deuda. En la última de sus revisiones, Standard & Poor's dejó los bonos de la compañía al borde de perder el grado de inversión, es decir, de convertirse en "bono basura".

Además, la venta de las torres de Telxius permitirá a Telefónica apuntarse una plusvalía atribuible próxima a los 3.500 millones de euros. Por su parte, el recorte de la deuda citada anteriormente propiciará que la cotizada reduzca su ratio de apalancamiento deuda/resultado bruto de explotación en 0,3 veces, lo que haría que el múltiplo bajara de la barrera de tre.

Compromiso de empleo

El acuerdo con ATC incluye un compromiso por parte de la compañía estadounidense de mantener el empleo en la división de torres de Telxius.

Además, Telefónica mantendrá los acuerdos de arrendamiento que sus diferentes operadoras tenían con las dos divisiones de esta filial que acaba de vender (Europa y Latinoamérica), de modo que seguirán prestando sus servicios en condiciones similares a las actuales. 

Destacadas en Business