Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Navarro, Aurora Catá y Carlos Grau, en el acto sobre Barcelona en el Círculo Ecuestre / CG

La tecnología sin “superhéroes” salvará la economía de Barcelona

El sector tecnológico y el Consorcio de la Zona Franca reclaman “alianzas y consensos” para aprovechar las “nuevas oportunidades” en la ciudad

5 min

La ciudad de Barcelona sufre con intensidad el descenso del turismo, provocado por la pandemia del Covid. Y los responsables del sector tecnológico se agarran a esa idea de que toda crisis ofrece una oportunidad. Lo defiende el CEO de la Mobile World Capital Barcelona, Carlos Grau, al señalar que no es tiempo de “superhéroes”, que nadie ni ningún proyecto de gran envergadura tirará del carro. La respuesta debe ser, a su juicio, “las alianzas entre entidades, la colaboración público-privada y la exigencia a las administraciones para que tomen medidas disruptivas, porque ¿si no lo hacen ahora, cuándo lo harán?”

Grau ha coincidido en el diagnóstico con el delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro, y con la presidenta de Barcelona Global, Aurora Catá, en un coloquio sobre Barcelona en el Círculo Ecuestre. Los tres quisieron ofrecer un tono de “cierto optimismo”, teniendo en cuenta el buen posicionamiento de la capital catalana en el sector tecnólogico en Europa. ¿Pero todas esas actividades y acciones que están en marcha, pueden levantar la ciudad y dejar atrás una sensación de decadencia?

Eventos por toda Barcelona

Fue Pere Navarro quien pidió “el máximo consenso, porque son tiempos de pactar y de buscar alianzas”, y destacó el evento que prepara el Consorcio de la Zona Franca, la primera edición de la Barcelona New Economy Week, que tendrá lugar en la primera semana de octubre y que pretende “sacar a la calle” el talento tecnológico de la ciudad. “Son las tecnológicas las que deben ayudar a las empresas y a Barcelona a salir fortalecidas de esta época de incertidumbre”, en alusión a la pandemia del Covid. El Consorci prepara eventos, con 5.000 inscritos hasta el momento, en la Casa Seat, en la Estación de Francia y en el edificio de Telefónica de la plaza Cataluña.

Pero, ¿ayuda la administración? A juicio de Grau las administraciones deberían aprovechar el momento con “acciones disrruptivas, arriesgadas, porque si no lo hacen ahora, no sé cuándo lo harán”. Eso tiene que ver con la facilitación de trámites, y de inversiones, con una apuesta con claridad por la “digitalización”. Según Aurora Catà, socia de Seeliger y Conde, esa agilidad también se debería producir en la “contratación del talento”, que precisa de numerosos trámites y que puede ralentizar el salto que Barcelona puede dar en los próximos años.

Más talento

Lo que el sector tecnológico intenta, con la participación también del propio Consorcio de la Zona Franca, enfrascado en la revolución industrial 4.0, es elevar el tono económico de la ciudad, y, aunque en el Círculo Ecuestre han señalado que cuentan y colaboran con Jaume Collboni, el primer teniente de alcalde de Barcelona, lo que transmiten es que la ciudad ha entrado en una depresión.

“Barcelona lo tiene todo, y, principalmente, el talento”, ha señalado Catà, con centros educativos de primer nivel y un hub tecnológico “único” en Europa, según Carlos Grau.

Aprovechar el tirón de Telefónica

Los tres se han acogido a las palabras del presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, quien ha sostenido, ese mismo martes, que en España se crearán 650.000 empleos en el ámbito tecnológico en los próximos diez años. De ese total, se confía que Cataluña sepa aprovechar una buena parte.

Justo antes de la conversación en el Ecuestre, Pere Navarro y Carlos Grau han formado un convenio de colaboración, que forma parte del certamen del BNEW, con el objetivo de ayudar a las empresas, españolas e internacionales, a adaptarse a las diferentes formas de producir, distribuir, comercializar y relacionarse que comportará la llamada nueva economía.