Menú Buscar
Imagen de la diseñadora Toton Comella, fundadora de TCN y, ahora, nueva consejera delegada / CG

Toton Comella vuelve a TCN para reflotar la firma de lencería

La diseñadora y su marido, el empresario Josep Maria Donat, vuelven a la cúpula de la enseña tras un duro concurso de acreedores

22.02.2019 08:57 h.
4 min

La diseñadora catalana Toton Comella y su marido, el empresario Josep Maria Donat, regresan a TCN para reflotar la firma tras un proceso de insolvencia del que ha salido viva por poco. La creadora será la nueva directora creativa de la firma de lencería, mientras que su pareja tomará el puesto de consejero delegado. Lo harán de la mano de Nath, la firma tarraconense que ha comprado la unidad productiva de la empresa durante la fase concursal.

Según avanzó ayer La Vanguardia, Nath ha pagado 60.000 euros por la unidad productiva de TCN y ha abonado otros 260.000 euros en concepto de indemnizaciones. Su oferta, la única que quedó en pie durante la colocación de una empresa en insolvencia, lleva aparejado el regreso de los dos directivos, que fundaron la textil en 1985. Para ello ha constituido una sociedad, Goldman Collection, con sede en Vinaroz (Comunidad Valenciana), y ha abierto la puerta a Comella y Donat en la nueva mercantil con una participación minoritaria.

Cierre de tiendas y despidos

Con esta estructura, Nath, que controla Andrés Fernández, dueño de firmas como Ory, tratará de dar la vuelta a una marca de lencería y trajes de baño que ha pasado por una situación crítica. Entro en concurso de acreedores en noviembre de 2018. El proceso concursal llevó al cierre de varias tiendas en España y al despido de cerca de la mitad de la plantilla. En la actualidad, TCN cuenta con tres puntos de venta en Barcelona y Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Imagen de un desfile de moda de TCN / CG

Imagen de un desfile de moda de TCN / CG

Esta situación podría cambiar con los nuevos socios. La juez que instruía el concurso de acreedores decretó la liquidación de Noeco, propietaria de la unidad productiva, el pasado martes. A su vez, la marca TCN, que quedó fuera de la unidad productiva y que estaba en manos del fondo Endurance Partners en 2015, ha pasado al nuevo propietario, que la ha heredado una vez ha concluido el expediente de regulación de empleo (ERE). 

"Poner a TCN donde le corresponde"

Ahora, Comella y Donat vuelven a TCN para "volver a colocar la marca en el lugar que le corresponde". Consideran los dos empresarios a la firma textil como "un hijo" al que, por lo tanto, "no se le puede abandonar". Al contrario, la diseñadora y su marido quieren reflotar la enseña con "una vuelta a los orígenes" y la recuperación de "la filosofía de la marca". No obstante, su intención es poner atención a los cambios tecnológicos y del sector, como la importancia de las redes sociales, la logística y el e-commerce.

Además de sus ideas para revertir la situación de la textil, la pareja cuenta con un plan estratégico de reposicionamiento. Dicha hoja de ruta, que contempla la apertura de una nueva tienda en Madrid y la adquisición de una nave en Badalona (Barcelona), está pensada para mejorar las cifras de la empresa, que facturó cinco millones de euros en 2017 y se anotó un quebranto de 400.000 euros.