Menú Buscar
Imagen de un vehículo de Taxi Class, que utiliza solo Mercedes Benz en sus carreras / CG

Taxi Class, la 'aristocracia' de los Mercedes, se atraganta con sus VTC en Barcelona

La empresa negocia a contrarreloj cómo colocar las 175 licencias preconcedidas, que Uber rechazó por los cambios en la regulación catalana

16.04.2019 00:00 h.
7 min

Xavier Mejias, presidente de Taxi Class Rent BCN SL, y Oscar Busto, vicepresidente, son los máximos responsables de la flota de los taxis de la marca Mercedes Benz en Barcelona, los también llamados "aristocracia" del taxi, porque conducen coches de lujo, acaparan los viajes al aeropuerto Josep Tarradellas-El Prat y tienen los mejores clientes particulares, de empresas y de hoteles. Era un secreto a voces que querían pasarse a los vehículos de transporte con conductor (VTC), porque los coches negros eran su competencia directa, según fuentes del sector. Ahora se descubre que las pidieron y que las tienen preasignadas hasta principios de este próximo mes, fecha a partir del cual pueden perderlas.

El plan de Mejias y Bustos era negociar con Uber. Con la marca del transporte internacional de pasajeros más popular alcanzaron un preacuerdo que se rompió cuando la Generalitat de Cataluña introdujo una nueva regulación de las VTC el pasado 1 de febrero. La norma acabó expulsando de Cataluña a Uber y Cabify. Ante los cambios normativos, estas plataformas internacionales de gestión del transporte de viajeros decidieron jugar fuerte para proteger otros mercados, tanto nacionales como internacionales. Uber exigió a la empresa Taxi Class Rent BCN, SL hacer fuertes inversiones en la preparación del acuerdo, que tras la negativa de la plataforma no podrán recuperar la empresa barcelonesa de taxis y ahora toma forma de pérdidas en su balance.

"Es un tema interno de la empresa"

En conversación con este medio, Oscar Busto, uno de los socios de Taxi Class, ha defendido que el proceso de petición de las autorizaciones VTC "es un tema interno de la empresa que no tiene más trascendencia". Ha precisado que las licencias "no están otorgadas y ni se ha pagado nada por ellas", ya que se abonará su importe "cuando las recojan". No ha desmentido el empresario las informaciones publicadas por este medio, aunque ha lamentado que se informe de ello. "Se nos llama la aristocracia del taxi, cuando muchas otra emisoras de Barcelona tienen Mercedez Benz en sus flotas", ha aseverado.

Tipos de modelo de coche de los taxis de Barcelona / Imet

Tipos de modelo de coche de los taxis de Barcelona / Imet

No obstante, los datos del Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) desmienten la tesis de Busto. La mayoría de vehículos de autotaxi que trabajan en el área metropolitana de Barcelona son Toyota Prius (473) o Seat Toledo (208). Los Mercedes quedan englobados en la categoría otros (308), donde hay varios modelos de automóvil. En cualquier caso, el directivo ha negado que el "precio que querían pedir fuera 120.000 euros", y que Uber las quisiera comprar, con el pretexto de que la "multinacional no tiene estructura de compra, trabaja con proveedores". No obstante, no ha querido desvelar qué hará con las licencias, si las consigue. "Es un tema de estrategia empresarial. No contestaremos sobre si tenemos estructura para operarlas, o músculo financiero para hacer contratar el leasing de 175 vehículos", ha agregado Busto.

Pérdida de valor

Se da la circunstancia de que estas licencias de VTC poseen hoy un valor mucho menor en Cataluña. Sin embargo, todavía existen empresas interesadas en operarlas. La dificultad estriba en que para no perder las 175 preconcesiones de VTC la adjudicataria Taxi Class Rent BCN SL necesita asignar un coche a cada uno de las 175 adjudicaciones administrativas en un plazo de unos 15 días para no perderlas.

Interior de un vehículo de Taxi Class BCN, empresa que ha pedido 175 licencias VTC en Barcelona / CG

Interior de un vehículo de Taxi Class BCN, empresa que ha pedido 175 licencias VTC en Barcelona / CG

Para sacar adelante el proyecto que suponía unas enormes plusvalías antes de los cambios regulatorios, Taxi Class Rent BCN, SL debería endeudarse para obtener un leasing para 175 coches, la contratación de unos 275 chóferes y la adaptación su modelo de trabajo analógico y telefónico a las nuevas plataformas tecnológicas. Presidente y vicepresidente no han comunicado a sus compañeros y socios de la empresa este problema. De hecho, muchos de ellos empiezan a ser consciente de lo apurado de la situación por las informaciones de este medio, según informan varios de sus socios-taxistas.

La aristocracia del taxi

Este medio ha recabado como cliente en estos últimos dos días la opinión de cinco socios-taxistas: “Sabíamos que tenían una VTC para cada uno de nosotros, pero nada mas”; “no sé nada de lo que me cuenta --asegura otro--, pero nunca vi bien tener VTC, esto solo puede acabar mal”. Algunos desconocían las negociaciones con las grandes plataformas: “Imposible lo de Uber y menos que tengamos perdidas en la empresa”. Otros socios han preferido ser más positivos en sus comentarios: “Sabrán lo que hacen, siempre nos ha ido bien” y “el taxi de lujo se muere con las VTC y me parece perfecto cambiarnos”.

Taxi Class Rent BCN, SL es considerado en el sector como “la aristocracia”. Conducen vehículos Mercedes Benz de alta gama y “facturan el doble”, según explican profesionales del sector. Uber, por su parte, ha declinado hacer comentarios, aunque fuentes bien informadas de Madrid aseguran que ultiman un acuerdo para integrar también a taxistas en su aplicación de Madrid, como ya hace en otras ciudades del mundo, para demostrar que la nueva movilidad es capaz de sumar a todos los operadores. De paso, Uber compite también con MyTaxi.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información