Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Renfe, Isaías Táboas / EP

Táboas (Renfe) lanza un SOS a Sánchez por el coste energético: “No es sostenible”

El operador público insiste en la necesidad de rebajar los cánones ferroviarios para paliar la subida de la electricidad y alerta de la reducción de los ingresos motivada por la liberalización

4 min

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha insistido al Gobierno en la necesidad de rebajar los cánones ferroviarios ante el desafío que supone para la compañía la subida de los precios energéticos y la imposibilidad de trasladarla a los clientes, algo que la compañía considera insostenible.

Una situación que, además, se combina con la rebaja de ingresos que registra la compañía en una de sus líneas de negocio clave, como es la alta velocidad, como consecuencia de la liberalización del mercado y la entrada de nuevos competidores (por ahora, tan sólo la francesa Ouigo, del operador público galo SNCF).

Costes triplicados

“En estos momentos, la energía supone un 20% de nuestros costes y antes de la pandemia era sólo un 7%; es decir, prácticamente se ha triplicado y eso no podemos trasladarlo al precio de los billetes porque el mercado no lo sostiene”, ha asegurado Táboas. 

Durante su participación en un desayuno informativo organizado por Executive Fórum, el principal responsable del operador público ha apuntado como una de las medidas para paliar esta situación la rebaja de las cuotas que la compañía abona por el empleo de la infraestructura, aun a sabiendas de que “esto no depende de nosotros, ni siquiera de Adif, sino de todo un envoltorio más complejo como es el de las cuentas del Estado”. 

1,5 millones más

Unos números que corresponden al Gobierno, al que Táboas ha puesto como ejemplo el caso italiano, donde tras la liberalización del transporte de viajeros se rebajaron los cánones, con el efecto de la subida de la demanda. 

“Con una rebaja de los cánones, podríamos subir el número de pasajeros hasta en 1,5 millones al año. Y el Estado ingresaría más por este concepto, ya que está indexado al volumen de viajeros”, ha recordado Táboas.

Un 18% menos por pasajero

El presidente del operador público ha puesto sobre la mesa que la compañía también afronta un recorte del 18% en los ingresos por cliente por efecto de la entrada de la competencia. “La liberalización es positiva pero tenemos que tener claro que implica una rebaja de precios y, por lo tanto, de ingresos”.

Táboas ha cifrado en un 18% la caída de ingresos por pasajero experimentada por la compañía en los corredores del AVE, en los que compite con Ouigo y, en pocos meses, también con el operador italiano Iryo.

Autoconsumo

“Lo que sí está en nuestra mano es fidelizar al cliente, darle un mejor servicio, y en eso estamos trabajando. Y también, en mejorar nuestra eficiencia energética”.

Ha recordado el plan aprobado por el consejo de administración de la compañía para invertir 330 millones de euros en la instalación de plantas de energía renovable cerca de las subestaciones para autoconsumo. Una inversión que estima posible recuperar en unos tres años.