Menú Buscar
Fachada de la sede del Tribunal Supremo, al que instan a dictar doctrina para evitar la disparidad de sentencias sobre el IRPH / EP

El Supremo “anula” por usura créditos con tarjeta ‘revolving’ por 8.000 M€

Los bancos más expuestos caen con fuerza en Bolsa ante una potencial avalancha de litigios

6 min

La esperada sentencia del Tribunal Supremo sobre las tarjetas revolving incrementará de forma notable la litigiosidad del sector financiero. La jurisprudencia generada por el fallo del Alto Tribunal, que avala considerar usurario un crédito de este tipo con un interés netamente superior a la media de los de su clase, pone en situación de ser declarados nulos préstamos con saldos vivos de entre 7.500 y 8.000 millones de euros, según estimaciones de expertos. La resolución del Supremo pone bajo sospecha aquellos productos de este tipo cuyo interés se sitúe por encima del 20%.

Al contrario de lo que sucediera este martes con el dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea con las hipotecas referenciadas al IRPH, los jueces no llevaron buenas noticias al sector financiero. La decisión de Wizink de llevar hasta las instancias superiores el pleito de una usuaria que demandó a la entidad por un préstamo con tarjeta revolving con un interés próximo al 27% se ha vuelto contra el establecimiento financiero y, de paso, contra la industria toda vez que sienta una jurisprudencia en la que podrán basarse todos aquéllos que a partir de ahora inicien un proceso contra los bancos por este tipo de productos.

Hasta la fecha, las numerosas demandas que se habían presentado por esta cuestión se estaban resolviendo en instancias inferiores y con resultados muy negativos para la industria, que perdía un 90% de los procesos. Pero el fallo del Tribunal Supremo supondrá un antes y un después.

Establecer una referencia

Con la sentencia conocida este miércoles, el Alto Tribunal establece una referencia mucho más precisa de lo que se debe considerar como una práctica de usura y que, por lo tanto, anula el contrato que la incorpora. Esa referencia es el tipo medio de los préstamos con tarjeta revolving que recoge en sus estadísticas el Banco de España, según establece la sentencia.

Los jueces justifican el empleo de esta variable por el hecho de que la Ley de Represión de la Usura, que data ni más ni menos que de 1908, “utiliza conceptos claramente indeterminados”, entre los que se encuentran “notablemente superior al normal del dinero” y “manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso” para referirse a un interés usurario.

Ante la necesidad de establecer una cifra concreta, los magistrados toman la estadística del Banco de España, que desde hace unos años ofrece datos por separado de los préstamos de este tipo para diferenciarlos de los créditos al consumo en general (cuyos tipos medios son sensiblemente más reducidos).

Una media "muy elevada"

Sin embargo, el fallo del Supremo valora que este tipo medio, algo superior al 20% anual, “es ya muy elevado”, con lo que cualquier cifra que se sitúe por encima, aunque sea discretamente, pasa a ser sospechosa de constituir un caso de usura. “Cuanto más elevado sea el índice a tomar como referencia en calidad de «interés normal del dinero», menos margen hay para incrementar el precio de la operación de crédito sin incurrir en usura”, razona la sentencia.

De esta forma, y teniendo en cuenta que la Ley de 1908, aun en vigor, establece que todo préstamo que excede notablemente del tipo normal del dinero es nulo, el fallo del Supremo lleva a esta situación a aquellos créditos con tarjeta revolving que superen ese 20%.

Caídas en Bolsa

En el momento en el que sean reclamados, el usuario tendrá al alcance de su mano obtener una victoria judicial que, no sólo le eximirá de pagar cantidad alguna que no se corresponda con el principal sino que, además, tendrá derecho a ser resarcido del pago de intereses que ha tenido que afrontar bajo las condiciones de usura.

La publicación de la sentencia ha caído como una bomba en el sector, que afectado a su cotización en el caso de las entidades presentes en Bolsa. Valores como Caixbank, Bankinter y Sabadell, que habían iniciado la sesión con destacadas subidas, por encima del 2%, se daban la vuelta de forma radical poco después del mediodía, precisamente cuando se ha conocido el contenido de la resolución del Supremo.

Al cierre de la jornada en el parqué, Caixabank se dejó un 3,35%, mientras que Sabadell y Bankinter perdieron cerca de un 3%. Estas entidades figuran entre las más expuestas a este tipo de productos, aunque la incidencia de la resolución judicial dependerá de los intereses que aplican. La mayoría asegura estar por debajo de la media que figura en la estadística del Banco de España.