Menú Buscar
El equipo de fundadores de los supermercados 'on line' Ulabox, Jaume Gomà (i), Sergi de Pablos (c) y David Baratech (d) / SEEDROCKET

El supermercado ‘on line’ Ulabox se alía a los frescos de calidad para consolidar su negocio

La ‘start up’ llega a su octavo año de vida con el objetivo de fidelizar las ventas en Barcelona y poder vender productos de todos los mercados de la ciudad

5 min

El supermercado on line Ulabox, una start up que nació hace casi ocho años en Barcelona, ha decidido abrazar una nueva tendencia de consumo para consolidar su negocio. La compañía fundada por Jaume Gomà, Sergi de Pablos y David Baratech se ha centrado en el avance de la alimentación saludable y de los productos naturales para apostar por productos frescos de calidad. En esta estrategia se enmarca el acuerdo que cerraron a principios de año con el Mercat del Ninot, situado en el barrio del Eixample de la capital catalana, para empezar a comercializar productos de sus paradas.

Los portavoces de la compañía indican que quieren ir a más. Por lo que esperan que en los próximos meses poder replicar modelos de negocio similares en otros mercados de la ciudad que estén interesados en la venta por internet.

Penetración de la marca

Este es uno de los principales hechos diferenciales de Ulabox respecto a los grandes players del sector. Gigantes como Amazon a los que no hace ni sombra por dimensión y popularidad de la marca. Aunque los responsables de la firma catalana consideran que el gigante de Seattle es el que debe abrir camino en este sector y propiciar que el e-commerce sea algo habitual a la hora de hacer la compra del supermercado.

Por ahora, la penetración de su marca en Barcelona llega al 20%. Los responsables de Ulabox ven la cifra con optimismo. A pesar de que no se trata de una sociedad recién nacida, opera en un sector con grandes grupos consolidados que ejercen de competencia directa. Además de otras firmas como Mercadona que están inmersos en una mejora de su plataforma de venta on line.

Plataforma tecnológica

Los impulsores de Ulabox explican que su la plataforma tecnológica es otro de los elementos con los que intentan marcar la diferencia. Aseguran que contar con un equipo de desarrolladores propios les ayuda a adaptarse a las necesidades reales de los consumidores en cada momento.

Ahora están centrado en mejorar esta relación con los paradistas. Esperan dotarles de un software propio para poder mejorar la gestión del stock de productos que tienen en venta. El objetivo es que puedan disponer de una herramienta propia para que puedan organizar sus ventas a través de Ulabox.

Menos bolsas de plástico

El grupo también está inmerso en un proyecto para reducir el uso de bolsas de plástico y “optimizar el reparto”, tal y como añaden los mismos interlocutores. Se trata de pasos incluidos en el plan estratégico de la compañía cuyo máximo hito es conseguir rentabilizar el negocio.

En sus casi ocho años de vida, Ulabox aún no ha alcanzado los números negros. Revisó su plan estratégico hace poco y decidió cerrar la filial que habían abierto en Madrid. Los responsables de la compañía reconocen que sin un equipo propio en la capital es muy complicado operar con éxito en esta plaza y, por ahora, prefieren concentrar sus esfuerzos en su ciudad natal antes de proseguir la expansión.

Aseguran que en el corto y medio plazo no requieren ninguna nueva ronda de financiación. Entre los accionistas de referencia de la compañía se encuentra la portuguesa Sonae y miembros de la familia fundadora de Miquel Alimentació. Estos últimos controlan el 30% del capital y hace poco más de un año abandonaron el consejo de administración de la start up. La decisión se justificó por una nueva etapa en la familia de empresarios tras la venta de la cadena de supermercados al gigante chino Bright Food.