Menú Buscar
Imagen de archivo con Carles Sumarroca Coixet (c), propietario de Agro Millora en la inauguración de unas instalaciones del grupo en 2012 junto al entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas (d), y su esposa, Helena Rakosnik (i) / CG

Los Sumarroca cambian el consejo de administración de su vivero

La reestructuración del máximo órgano directivo de la compañía tiene lugar tras el cambio de manos del paquete accionarial de control, que ha pasado al fondo árabe Investcorp

Gonzalo Baratech / Cristina Farrés
2 min

La empresa Agromillora Iberia, titular de viveros de plantas, ha introducido algunas modificaciones en su consejo de administración a fin de ampliar el número de componentes que lo integran. Los cambios acontecen tras el reciente cambio de manos del paquete accionarial de control, que ha pasado a capitales árabes.

Carles Sumarroca Claverol, investigado (imputado) en la Audiencia Nacional por sus negocios con Jordi Pujol Ferrusola, ha cesado como presidente del órgano de gobierno. Su puesto pasa a estar ocupado por la sociedad Gestió Tecnoagraria, representada por el propio Carles Sumarroca. Esta mercantil tiene de administradores a sus padres, Nuria Claverol Claverol y Carles Sumarroca Coixet. Este último también está investigado por los mismos trasiegos con Pujol Jr.

El nuevo vicepresidente es Daniel José López Cruz, en sustitución de Jordi Mateu Cabré. Entran a formar parte del consejo la sociedad Ariadna Agrícola, representada por Albert Sumarroca Claverol, así como Luis González Flores, José Ignacio Pfeifer y Davide Vassena. También se ha renovado el mandato como vocales de Joan Torrents Durán y Joan Samsó Durán.

Exportación de plantas

Agromillora Iberia, de Subirats (Barcelona), tiene 325 empleados. Se dedica a explotar viveros para la producción de plantas y semillas de alta calidad genética y sanitaria, que luego comercializa en el sector agrícola. La producción abarca árboles frutales, olivos, vides y cítricos, entre otros. El volumen de negocio supera los 30 millones anuales, un tercio de ellos por exportaciones.

La empresa depende de Agro Millora Catalana, matriz del grupo, que tiene filiales e instalaciones en Chile, Brasil, EEUU, Australia, Marruecos, Túnez, Turquía y Jordania. Su facturación consolidada asciende a cerca de 60 millones.

El capital está controlado en un 51% por el fondo árabe Investcorp. La familia Sumarroca mantiene el 30% y la gestión del negocio.

Destacadas en Business