Menú Buscar
Dos empleados discuten sobre sus sueldos / PIXABAY

Los sueldos repuntan en España

Los nuevos contratos indefinidos presentan remuneraciones "ligeramente superiores" a los que finalizan y elevan el salario mediano de 22.300 a 25.000 euros

3 min

Los nuevos contratos indefinidos firmados en España presentan salarios "ligeramente superiores" a los contratos fijos que finalizan, según revela un estudio del IESE y Meta4 que analiza la evolución desde principios de 2018.

El informe considera que esto es debido a una relación positiva entre productividad y salario (los nuevos trabajadores son más productivos que aquellos a los que sustituyen), así como a la búsqueda de empleos que supongan una mejora salarial respecto al puesto anterior.

Fidelizar el talento

La directora de Recursos de Meta4, María José Fraile, asegura que "a pesar de la aparente estabilización del mercado laboral parece que, a nivel de nuevas contrataciones, los niveles salariales se están incrementado".

"Esto podría ser un aviso para las compañías de la necesidad de adaptar sus políticas de fidelización de talento para evitar rotaciones no deseadas provocadas por la búsqueda de una mejora salarial", añade.

De 22.300 a 25.000 euros

El informe muestra que la masa salarial creció durante 2018 para estabilizarse durante los siete primeros meses de 2019. En ese marco, el salario mediano ha crecido desde los 22.300 euros brutos anuales hasta los 25.000.

En lo que respecta a los salarios más bajos, a lo largo de 2018 se mantuvieron constantes y se han vuelto a estancar durante 2019, si bien con el cambio de año presentaron un "marcado aumento" que el informe asocia con la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). "No obstante, el crecimiento total durante el periodo observado es bastante modesto", apunta el estudio.

Aumentos generales por los salarios altos

Los salarios más altos se incrementaron a un ritmo diferente durante 2018 y hasta febrero de 2019, estabilizándose a partir de esta fecha. Para los autores del estudio, esto sugiere que los aumentos salariales generales son sobre todo fruto del crecimiento de los salarios más altos.

Según el informe, desde principios de 2018 hasta julio de 2019, seis de cada 100 trabajadores han sido sustituidos o sufrido cambios en sus puestos de trabajo cada mes. Durante el periodo analizado, las empresas han experimentado un periodo de estabilidad, en el que "la ligera creación de puestos de trabajo ha ido acompañada por unos niveles estables de rotación de plantillas".