Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El equipo de Honext, startup que ha desarrollado un nuevo material constructivo similar a la madera / HONEXT

Una startup logra convertir residuos de papel en madera sintética

La catalana Honext desarrolla un nuevo material constructivo a partir de la celulosa sobrante de la industria papelera

2 min

La startup catalana Honext ha ideado un nuevo material para la construcción generado en su totalidad a partir de residuos de la industria papelera, en concreto de la fibra de celulosa.

La compañía ha logrado convertir el residuo de fibra de celulosa de las fábricas de papel en unas tablas similares a las de madera, pero "totalmente neutras en emisiones contaminantes y 100% reciclables". Estas tablas "se pueden utilizar en la construcción de paredes y techos, pero también se utilizan como estantes o decoración en espacios corporativos y tiendas que apuesten por la sostenibilidad". añade la nota de prensa.

Patentado por la UPC

Según ha informado la agencia para la competitividad de la empresa catalana, Acció, Honext fue considerada como una de las 16 empresas más disruptivas de Cataluña en 2021, y ha obtenido más de un millón de euros de financiación mediante la ayuda europea para pymes SME Instrument.

El nuevo material constructivo similar a la madera / HONEXT
El nuevo material constructivo similar a la madera / HONEXT

Fundada en 2011 a partir de una patente de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Honext ha logrado "desarrollar un proceso biotecnológico que hace más fuertes los enlaces de la celulosa para que puedan volver a unirse".

Madera sintética

De este modo se logra un material que "tiene las mismas propiedades que la madera pero es más sostenible, porque se aprovechan residuos y no existen materiales tóxicos en su composición", según ha relatado el director gerente de la firma, Pol Merino.

La empresa emplea a 20 trabajadores y cuenta con una fábrica industrial piloto en Vacarisses (Barcelona), que actualmente tiene una capacidad de producción de 14.000 tablas anuales, con la previsión de aumentar esta capacidad hasta las 100.000 unidades anuales ya a finales de este 2022.