Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ferran Soriano, expresidente de Spanair, fue condenado por la quiebra de la aerolínea.

Spanair se 'tragó' 250 millones de capital público en tres años

La Sindicatura de Cuentas explica que el pago de la fallida aerolínea catalana se alargará hasta 2030

Ignasi Jorro
3 min

Spanair se 'tragó' más de 250 millones de capital público entre 2009 y 2012. La aerolínea catalana fallida absorbió la suma entre préstamos y aportaciones de capital de administraciones públicas. La Sindicatura de Cuentas ha revelado el jueves que parte del dinero procedente del erario público dilapidado en la fallida compañía aérea no se recuperará hasta 2030, cuando venzan los préstamos a la operadora quebrada.

El organismo de control contable ha revelado que la mayor inyección de capital la realizó la empresa pública Avançsa, que prestó 71 millones de euros a la compañía presidida por Ferran Soriano en 2011. El dinero cedido llegó el mismo año que el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) y Fira de Barceona entregaron 10 y 9,5 millones, respectivamente.

Las operaciones fueron en vano: Spanair cesó operaciones el 28 de enero de 2012, dejando a millares de pasajeros tirados.

Tres patas

El informe del organismo de vigilancia financiera ha detallado cómo se sostuvo la fallida aventura empresarial.

El síndic major, Jaume Amat, ha recalcado que tres mercantiles: Volcat 2009 SL --una joint venture formada por empresarios notables catalanes--, IEASA y Catalana d'Iniciatives, se crearon ad hoc para comprar la aerolínea.

"Cuando la operadora entró en insolvencia en 2012, arrastró a las tres sociedades", ha agregado Amat.

Movimiento de fondos

Con esta estructura, el Govern y la Generalitat aportaron 32 millones de euros a la aerolínea en 2009 mediante el Institut Català de Finances (ICF), Fira de Barcelona y el Consorcio de Turismo de Barcelona poco después de que la sociedad híbrida Catalana d'Iniciatives comprara la operadora por un euro a la compañía aérea escandinava SAS.

En paralelo, Volcat 2009 cedió otros 15 millones para que Spanair alzara el vuelo. El Síndic ha admitido que no conoce qué empresarios apoyaron esta sociedad privada.

Operaciones repetidas

Aun asi, las aportaciones y préstamos se repitieron entre 2009 y 2012 hasta totalizar los más de 250 millones de euros. Con esta mochila, el Síndic ha calculado que las administraciones públicas tendrán que esperar hasta 2030 para que los contribuyentes recuperen su dinero.

El último euro inyectado en Spanair lo debería recuperar el ICF en 2030, cuando se amortice el último préstamo concedido a la empresa. "Los préstamos parecen estar pagándose", ha subrayado el Síndic.

"El Govern jugó a ser un magnate"

Las explicaciones del Síndic no han convencido a la oposición. Esperanza García (PP) ha indicado que el "el Govern jugó a ser un magnate y a crear un hub aéreo con una aerolínea propia, cuando no había demanda para ello".

Por su parte, Sergio Sanz (Ciudadanos) ha recordado que el sector de la aviación comercial "está liberalizado". Por ello, ha añadido el diputado, el ejecutivo catalán entregó dinero a Spanair "sin base técnica ni legal".