Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Escribiendo una reseña desde un portátil

¿Por qué son tan importantes las reseñas de Google?

La reputación en la red se ha vuelto vital para cualquier negocio que desee mantener y aumentar su clientela

6 min

Google se ha convertido en imprescindible para millones de usuarios en todo el mundo. Cada día miles y miles de búsquedas de todo tipo de productos y servicios son realizadas. Ya sea para buscar información sobre el lugar al que vamos a ir a cenar, o reseñas sobre un producto o servicio antes de comprarlo o disfrutarlo, tener buena imagen en Google es hoy esencial para las empresas.

Partiendo de la base de que una reseña es un comentario u opinión que se deja en la plataforma sobre la experiencia del usuario sobre determinados productos o servicios y que esta puntuación va de 1 hasta 5 estrellas; comprar reseñas Google se ha convertido en práctica habitual para mejorar el posicionamiento SEO.

Esta técnica en la cual se paga para conseguir comentarios y valoraciones positivas sobre determinados productos y servicios es tan común como la posibilidad de borrar reseñas negativas de Google, otro método que utilizan muchos negocios para mantener una buena imagen de marca.

Lo que aportan las reseñas a un negocio

Comprar reseñas ayuda a incrementar la reputación online y da visibilidad al negocio, y es que, disponer de una determinada cantidad de reseñas positivas influye directamente en el posicionamiento local y SEO del negocio. Como no siempre es sencillo conseguir estos comentarios positivos, por más que el producto o servicio sea de calidad, comprarlos es la solución más eficaz. 

Si bien lo más directo y efectivo para conseguir buenas reseñas en Google sería que la empresa pidiera a sus clientes que dejen una opinión en su ficha de Google My Business; muchas veces esto lleva mucho trabajo y tiempo, y no se consiguen los resultados esperados. Por este motivo, para salvaguardar la reputación del negocio, o también para conseguir mayor visibilidad, la compra de reseñas se ha convertido en algo bastante habitual. Hay que tener en cuenta que contar con una buena reputación en Google es fundamental si se quiere tener presencia en el principal motor de búsqueda de internet. 

Visibilidad y riesgo

Las valoraciones positivas no solo ayudan en el posicionamiento SEO, sino que sirven para dar confiabilidad a los productos y servicios que se están ofreciendo. Esto es así porque Google apuesta por ofrecer un servicio de calidad. Por eso dará preferencia a aquellas webs que tengan contenidos más satisfactorios para los usuarios. Para ello, su algoritmo está configurado de tal manera que “premia” o da mayor visibilidad a aquellas páginas web con mayor número de comentarios positivos.

Ahora bien, hay quien considera que comprar reseñas puede ser una estrategia arriesgada. Esto es así porque Google puede penalizar a las páginas web donde detecte reseñas no naturales o falsas. La consecuencia de ello es que las opiniones, comentarios y valoraciones que Google considere falsas, desaparecerán automáticamente. Teniendo en cuenta que el mundo actual funciona a través de Google, y que la mayoría de las personas hacen consultas en el buscador antes de adquirir un servicio o producto, no es de extrañar que las empresas busquen la manera de conseguir estar presentes en un buen puesto en dicho buscador, además de tener una buena imagen.

Las opiniones marcan tu negocio

Los usuarios no solo buscan la información que necesitan en el buscador, también leen las reseñas de otros usuarios para poder así asegurarse de que su futura compra va a ser lo más acertada posible. En consecuencia, las valoraciones que aparecen en el buscador, acaban siendo determinantes para la reputación de la marca. El conjunto de reseñas positivas de un negocio genera un mayor poder de ventas, por lo tanto, mayores ingresos, que a fin de cuentas es el objetivo principal de toda empresa. Por este motivo, a la hora de comprar reseñas de Google, lo mejor es hacerlo de forma segura, sabiendo que se está poniendo en juego la reputación y éxito del negocio.

Lo ideal sería que las reseñas siempre llegaran mediante un tráfico natural, es decir, de verdaderos clientes que hayan obtenido el producto o el servicio a través de una compra, pero, como esto no es siempre posible por falta de tiempo o interés de los propios usuarios, el camino más rápido es optar por la compra de reseñas.

Por último, también es importante saber que se pueden borrar las reseñas negativas de Google contactando con la persona que la ha puesto para verificar el motivo, marcándola como inadecuada dentro del perfil de Google, contactando con Google directamente y pidiéndole que la quite o sumando mayor número de reseñas positivas que la oculten.
Sea como fuere, contar con reseñas positivas se ha convertido en algo fundamental para todas aquellas empresas que quieran ser visibles en internet, con todo lo que ello conlleva. Hoy en día, si no se tiene presencia en internet, las posibilidades de crecimiento de un negocio son bastante limitadas, más viviendo en una sociedad cada vez más digitalizada.

--

Contenido patrocinado