Menú Buscar
Una trabajadora de Som Biotech con una probeta en la mano

Som Biotech firma una alianza con la farmacéutica japonesa Nippon Chemiphar

La compañía barcelonesa probará un medicamento de la empresa asiática para tratar enfermedades del sistema nervioso

17.10.2017 14:02 h.
4 min

La biotecnológica catalana Som Biotech, especializada en el reposicionamiento de fármacos, ha cerrado un acuerdo con Nippon Chemiphar. El objetivo de esta unión es probar la eficacia de un medicamento del grupo farmacéutico japonés que actualmente se utiliza como terapia para la hipertensión. Su mercado potencial es de 750 millones de euros al año.

La compañía, con sede en el Parc Científic de Barcelona, ha realizado diferentes estudios preclínicos sobre la molécula del bevantolol. Los datos muestran que el medicamento es eficaz para el tratamiento de este tipo de enfermedades, pero sin los efectos secundarios de la tetrabenazina y del deutetrabenazina, los fármacos​ que se emplean en la actualidad para estas afecciones.

Efectos secundarios

“El bevantolol es un fármaco que desde hace casi veinte años se utiliza en Japón para la hipertensión y está comprobado que tiene pocos efectos secundarios”, explican fuentes de la empresa.

El acuerdo que han suscrito la firma catalana y la compañía asiática estipula que Som Biotech desarrollará la molécula (renombrada como SOM3355) a cambio de quedarse con los derechos mundiales del fármaco. Sin embargo, Nippon Chemiphar tendrá una opción prioritaria para recuperar el medicamento en algunos países de Asia.

La japonesa proporcionará datos preclínicos y clínicos que permitirán a Som Biotech iniciar un ensayo en fase II en treinta pacientes de tres centros catalanes: el Hospital Clínic, el Hospital Vall d’Hebron y el Hospital de Bellvitge. La previsión es que el primer paciente empiece con la terapia a finales de 2017.

“Nos complace saber que Som Biotech ha abierto una nueva posibilidad para que nuestro medicamento proporcione nuevas opciones de tratamiento para enfermedades huérfanas”, aseguró el responsable de desarrollo de negocio de Nippon Chemiphar, Masao Yamamoto.

Internacionalización

Som Biotech se encuentra actualmente en busca de fondos para financiar el desarrollo del fármaco. A mitad de julio, la compañía abrió una ampliación de capital de 10 millones de euros. Los recursos también se emplearán en el desarrollo de un segundo fármaco. Es un tratamiento para la adrenoleucodistrofia, una enfermedad genética rara y neurodegenerativa ligada al cromosoma X.

Como recoge Expansión, desde su fundación en 2009, la biotecnológica catalana ha levantado 5,2 millones de euros entre financiación pública y privada.

La compañía barcelonesa, fundada y dirigida por Raúl Insa, se encuentra en una fase de crecimiento muy agresiva. Antes del verano, la biotecnológica inauguró una delegación en Cambridge (Estados Unidos). La filial americana está dirigida por Michael Greenberg, un experto en desarrollo de negocio del sector de la salud con más de veinte años de experiencia.

En mayo, la compañía catalana licenció su primer fármaco, el SOM0226, con la norteamericana Corino Therapeutics. El medicamento, una terapia para la amiloidosis por transtiretina (una enfermedad neurodegenerativa), cuenta con un mercado potencial valorado en 1.400 millones de euros anuales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información