Menú Buscar
Florentino Pérez, presidente de ACS y del Real Madrid.

Solo tres fondos chinos se interesan por el negocio de la basura de Florentino Pérez

El grupo francés Suez Environnement declina participar en la subasta de Urbaser, cuyo cuaderno de venta exige casi 2.500 millones que irán a reducir deuda de ACS

4 min

Florentino Pérez aún busca comprador para su negocio de recogida y tratamiento de basuras, Urbaser. El principal activo de la compañía es que es líder en su sector en España. Con todo, el resultado preliminar del proceso de venta no ha salido exactamente como se imaginaba el también presidente del Real Madrid.

Al final, solo tres fondos chinos han presentado una oferta para tomar el control del grupo. Florentino esperaba (y se movió para ello) que más sociedades se interesasen por la firma, especialmente mercantiles con actividad real que superara el perfil de los inversores puramente financieros que han pujado en la parte final del proceso. Consiguió atraer inicialmente a una de las multinacionales más importantes del sector radicada en Europa, la francesa Suez Environnement.

Coste de la operación

Contar con una firma de estas características en un proceso de desinversión eleva el caché de la compañía en los mercados y, de pasada, el de todo ACS. Y eso es lo que le interesa especialmente a Florentino Pérez, ya que la abultada deuda que arrastra la constructora (en torno a 6.000 millones de euros) le complica conseguir financiación y rehuye a los inversores en el parqué. Los títulos del grupo bajaron de los 30 euros a finales de 2015 y, a pesar de la tendencia alcista iniciada a mediados de febrero, aún no han alcanzado de nuevo esa cifra.

Suez declinó finalmente pujar por Urbaser por una cuestión económica, indican fuentes de la constructora. ACS pedía unos 2.500 millones para vender Urbaser --que tiene 800 de deuda-- y tras casi un año de estudio de la operación, el gigante del medio ambiente galo se ha apeado del proceso.

Los tres fondos chinos

Florentino Pérez cuenta con la ayuda de Société Générale para elegir cuál de los tres fondos orientales presenta mejores garantías para quedarse con la recogida y tratamiento de basura de ACS.

Las tres ofertas que tiene sobre la mesa son el gigante Fosun, que se convirtió en accionista minoritario de Osborne en julio de 2014 con la compra del 20% del capital (tiene silla en el consejo); Cheung Kong Holdings Infrastructure, que participó en el consorcio que compró Iberwind a Magnum Capital el octubre pasado; y Beijing Enterprises Holding. Esta última aún no ha conseguido cerrar ninguna inversión en el país.

Más compradores

Los mismos interlocutores señalan que ninguno de los tres acaba de cumplir con el perfil de comprador ideal que planteó ACS. La constructora se da algún tiempo más para atraer a otro comprador más parecido a Suez que no a los fondos orientales.

Con todo, Florentino está dispuesto a vender saltándose ese requisito. El objetivo primordial es conseguir los 2.500 millones, que irán directamente a rebajar la deuda total del grupo. Lo importante para la constructora es cumplir con el plan de desinversión.