Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Paneles de energía fotovoltaica, la actividad que ha llevado a Solaria al Ibex 35 / EP

Solaria lidera la conquista ‘verde’ del Ibex tras subir un 1.430% en tres años

Junto a Audax y Grenenergy conforma un trío por el que los inversores han apostado más de 3.500 millones de euros ante el desarrollo del parque renovable en España

7 min

Solaria ha cumplido con la mayoría de los pronósticos al ser elegido como el valor que ocupará el lugar de MasMóvil en el Ibex 35. Un hecho tan esperado y prácticamente descontado ahora como inimaginable hace tres años, cuando la capitalización de la compañía apenas superaba los 200 millones de euros. Por el camino, una trayectoria alcista del 1.430%, sin parangón en el mercado bursátil español.

Pero el caso de Solaria no es ni mucho menos aislado, aunque sí el más visible por el tamaño de la empresa y por la citada inclusión entre lo más selecto del panorama de las cotizadas españolas. En el último trienio, el boom de las energías verdes, al calor de los ambiciosos planes confeccionados por el Gobierno para el desarrollo del parque renovable en los próximos años, se ha hecho sentir de forma explosiva en el parqué.

Una apuesta de 3.500 millones

No es de extrañar que los tres valores que acumulan una mayor revalorización en el citado periodo se correspondan con empresas dedicadas en su totalidad a las renovables. No menos impactante que el de Solaria ha sido el rendimiento de Grenergy. Incorporada recientemente al Mercado Continuo desde el BME Growth (el anteriormente denominado Mercado Alternativo Bursátil), su acción acumula una revalorización del 1.087% desde enero de 2018.

Audax Renovables, que en su día también dio el salto al Continuo desde el antiguo MAB, completa el trío, con avances del 390%. En total, la apuesta de los inversores por estas tres compañías supera los 3.500 millones de euros. Solaria llega al Ibex con una capitalización superior a los 2.300 millones, que supera a la que actualmente registran ilustres componentes del índice selectivo como Banco Sabadell, Meliá, Indra o Viscofán.

A contracorriente

La diferencia con los valores que ocupan los siguientes puestos en la clasificación de los mejores rendimientos bursátiles de los últimos tres años es notable, prácticamente el doble. Entre los diez primeros también se sitúa Siemens Gamesa, igualmente conectada con el desarrollo de la energía renovable, con avances del 111,5%.

Los números contrastan de forma radical con los que presenta el Ibex en el trienio, en el que registra descensos superiores al 32% (bien es cierto que muy penalizado por los últimos meses, a causa del impacto de la crisis del coronavirus).

El estallido de la fotovoltaica

La principal clave que explica el inédito rendimiento de estas compañías, especialmente de Solaria, es el espectacular crecimiento de la energía fotovoltaica y termosolar en estos años, en los que ha robado buena parte del protagonismo a la eólica, dentro del ámbito renovable. Gracias a su desarrollo, la energía solar ha conseguido implantarse en el mercado con precios cada vez más competitivos, lo que le ha hecho pasar de tener un papel muy secundario en el mix energético a ser uno de los principales actores.

Así, actualmente la energía fotovoltaica cuenta con una potencia instalada en el sistema eléctrico peninsular de algo más de 9.700 megavatios (MW), lo que supone un incremento del 117% en los últimos tres años. En este periodo, la potencia instalada del sistema ha crecido algo más de un 12%.

Un 56% más de producción

Al cierre de 2017, la energía fotovoltaica aportaba poco más de un 4% del total del mix. A día de hoy, este porcentaje se eleva a más del 9%. Ninguna tecnología se acerca siquiera a estos guarismos.

Esta situación tiene su correspondencia en el capítulo de la generación de electricidad. Desde enero, la fotovoltaica ha aportado casi 12.500 gigavatios/hora al sistema, un 56% más que en el conjunto del año 2017. Por entonces, apenas representaba un 3% del total de la producción; en la actualidad, su peso se aproxima al 7%, cifra que podría alcanzar a finales del presente ejercicio.

Enfoque exclusivo

La evolución da sentido a la trayectoria de las compañías verdes en bolsa en estos años y también ilustran por qué Solaria ha sido la más destacada de todas ellas, ya que es la única que está enfocada 100% a la energía foltovoltaica. La totalidad de la potencia instalada que tiene en cartera, 410 MW, se corresponde con esta tecnología. Y además, la mayoría de los parques se encuentran en España, aunque también tiene presencia en Italia, Uruguay y Grecia.

Más internacional y diversificado es el perfil de Grenergy, aunque su principal apuesta también es por la energía fotovoltaica. Sin embargo, el primer mercado para esta empresa es Chile, donde cuenta con más de 2.000 MW en cartera en proyectos culminados y en diversas fases de desarrollo. Eso sí, todos sus parques solares se encuentran en España mientras que el 100% de su cartera eólica se sitúa en el exterior, mayoritariamente en Latinoamérica.   

Puertas abiertas

En el caso de Audax Renovables, su cartera es principalmente eólica, aunque también tiene presencia en el ámbito de la energía solar.

Sólo en lo que ve año, el más complicado para los mercados de valores de las últimas ocho décadas, los títulos de Solaria acumulan un avance del 180%, lo que pone en valor uno de los factores de moda en el universo inversor: la resiliencia en contextos de crisis. La compañía ha sido la primera energética completamente verde que traspasa las puertas del Ibex 35. Ahora mismo, pocas dudas hay de que no será la única.