Menú Buscar
Smartbox, la empresa de cajas de regalo, ha acabado en Hacienda y Antifraude.

Smartbox, denunciada ante Hacienda y Antifraude

La empresa niega tener constancia oficial de la querella, que se presentó el 7 de mayo de 2015

Ignasi Jorro
4 min

Smartbox ha acabado denunciada ante la Agencia Tributaria y la Oficina Antifraude de Cataluña. La empresa de cajas de regalo ha sido reportada ante Hacienda y el organismo anticorrupción por un cliente descontento que ha hurgado en el trasfondo de la firma, según denuncian cercanas a un organismo de consumo de Cataluña.

Preguntada sobre la cuestión, la compañía ha respondido que "no concedemos ninguna virtualidad al contenido de la supuesta ‎denuncia del usuario, hasta que no recibamos ninguna comunicación oficial al respecto. En todo caso, Smartbox seguirá ajustando su actividad a la legalidad vigente, cumpliendo con sus obligaciones tributarias y de toda índole".

Versión contraria

Una fuente cercana al caso arroja más luz sobre el asunto. "Smartbox ha sido denunciada ante la Agencia Tributaria y Antifraude por tres presuntos ilícitos. Uno, por supuesta falsedad contable. Dos, por presunta falsedad documental y tres, por una acusación, aún por probar, de elusión de pago del IVA y el Impuesto de Sociedades", han informado fuentes cercanas al querellante, que presentó su queja en la Agencia Tributaria en mayo de 2015.

Requerida la atención del organismo anticorrupción catalán, un portavoz de Antifraude ha respondido que la oficina "no tiene competencias si solo hubiera fraude fiscal, solo si el presunto delito contra Hacienda escondiera corrupción". No obstante, fuentes no oficiales han confirmado que el ente que dirige de forma temporal Maite Masià "estudiará" el caso.

Descontento

La petición de investigar a Smartbox habría partido de un enfado. Un cliente descontento de Barcelona se regaló a sí mismo un pack de regalo de 400 euros. La caja le venció, y la empresa accedió a ampliarle el plazo para disfrutar de la experiencia. Cuando le volvió a vencer el plazo, la firma le entregó vales de descuento para disfrutar de un producto similar.

"Los vales no servían. El cliente se enfureció y, utilizando su conocimiento profesional, peinó la empresa. Descubrió que la matriz está domiciliada en Irlanda, y preparó sendas denuncias. La empresa ha topado esta vez con un hueso duro de roer", sostienen las fuentes consultadas.

Cuartel general en Irlanda

Smartbox Group Ltd tiene la sede social en Dublín. La filial española la dirige Frederic Donche, el antiguo director de la enseña para el sur de Europa. El ejecutivo también pilotó la fusión de la empresa con La Vida es Bella tras la adquisición de la marca española por parte del grupo galo en 2012.

Según datos que ofrece el mismo Donche, Smartbox tiene una cuota de mercado del 60% en España. "El país es una de las unidades de negocio más exitosas", aclara.

Derechos del consumidor

Cualesquiera que fueren las investigaciones que pudieran haber, el ciudadano acudió a un organismo de consumo de Cataluña. "Las condiciones para acceder a las ofertas son leoninas. Hay muy poca disponibilidad, y es difícil disfrutar de la experiencia en temporadas altas", subrayan los profesionales que le atendieron.

En estas condiciones, ¿qué debería hacer el consumidor? "Reclamar. Ante las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), la Agencia Catalana de Consumo o la Unión de Consumidores de Cataluña (UCC). No porque sea un regalo tienes que renunciar a tus derechos", concluyen.